viernes, febrero 10, 2017

Como establecer límites y hacer cumplir a mis hijos con las reglas que deben seguir.



Lo primero que los padres debemos auto reconocer es la forma en que fuimos educados y sí en nuestras vidas existe un aprendizaje basado en límites sanos o por el contrario aprendimos del castigo basado en la amenaza, el golpe o hasta incluso la vejación o humillación, por lo cual; el rechazo a la frase “sentar límites” "no" nos convierte en padres permisivos.

Los límites no son más que normas de comportamiento las cuales ayudarán al niño en su futura socialización. La frase sentar limites en realidad es la única manera de proteger física, mental y emocionalmente a sus hijos, es la única forma de evitar que ellos sean usados o manipulados. Cuando los padres establecen una forma clara de comportamiento donde el niño puede expresar su autenticidad en condiciones de respeto y normas de etiqueta social obtendrá relaciones más sanas y justas con y hacia los demás.
El papel de padre nos mantiene en una constante tensión sin importar la edad aunque ciertamente los niños pequeños y los adolescentes llegan a poner nuestros nervios en el límite.
Sea coherente
Cuando se trata de educar, es importante ser coherente. Hay muchos padres que hablan y exigen una cosa y ellos hacen otra. Los padres que no respetan las normas que como adultos deben seguir y las consecuencias que les acarrea no tendrán la condición moral de establecer normas a sus hijos y menos podrán hacerlas cumplir. Algunos ejemplos son:
ü  El padre que dice a su hijo que va a estar sin jugar durante un rato como consecuencia de su mal comportamiento y para que el niño lo deje estar en internet le da un juguete y le dice que se vaya.  
ü  Los padres que exigen a sus hijos mantener los juguetes y su cuarto ordenado y sin embargo  la cama de los padres pasa el dia entero destendida, papá cuando llega deja sus botas tiradas en la sala o mama no lava los enseres de cocina hasta el dia siguiente.
ü  Se les exige a los niños no morder a los demás, sin emabrgo los padres pasan siempre discutiendo en casa y en ocasiones los niños observan que se agreden físicamente o se lanzan objetos.
Recuerde, si hace alguna advertencia, manténgala hasta el final. Las amenazas vacías socavan su autoridad. Y no olvide que los niños aprenden observando a los adultos, especialmente a los padres. Así que asegúrese de que su comportamiento pueda servirle como modelo.
Elimine tentaciones
A estas alturas ya habrá descubierto que sus hijos han ido creciendo como grandes exploradores e investigadores del mundo. Los niños pequeños son curiosos por naturaleza, y es una parte normal e indispensable de su desarrollo, por lo que es una buena idea eliminar las tentaciones siempre que sea posible. Esto significa que aparatos como televisores, teléfonos y equipos de vídeo deben mantenerse fuera de su alcance, así como los objetos que pueda tragarse, como joyas, botones y cosas pequeñas que los niños pueden meterse en la boca.
En el caso de los adolescentes sobre todo en países consumistas estos aparatos existen en cada habitación, lo cual hace imposible que los padres puedan mantener un control de uso y acceso.
Recuerde, si queremos proteger a nuestros hijos debemos aprender a pensar como ellos y acondicionar el ambiente de tal forma que se minimizen los riesgos.

Penitencia o castigo.


Si necesita tomar alguna medida para disciplinar a su hijo, puede hacer que se se quede un rato en silencio y sin jugar. El truco aqui es el tiempo que debe pasar desde el momento que inicia el castigo y el momento que termina. Lo recomendable por edad hasta los 5 años, posteriormente son dos minutos por edad hasta los 12 años y de alli en adelante hay penitencias o castigos mas efectivos como por ejemplo quitarle los medios de comunicacion e interaccion social (telefonos, computadoras, video juegos, salidas o visitas) tambien mantener un horario estricto de entrada y salida de casa y una tecnica infalible es que tu hijo te vea en la escuela averiguando su asistencia.

Nuestro rol de padres es ser guía de nuestros hijos y hoy en dia los padres estan confundiendo y se dejan manipular por sus hijos con eso de que debes ser mi amigo. Y por ello se esta perdiendo el rol de autoridad y de guiadores o formadores, no olviden que la disciplina les sera agradecida por ellos en el futuro, asi como quienes la tuvieron la agradecen de sus padres. 


Recuerden, podemos tener autoridad sin ser autoritarios, mantener rutinas, establecer reglas y lograr que se cumplan…Son las claves para evitar que nuestros niños se convertan en tiranos.

Mi lista de blogs

Seguidores