lunes, febrero 20, 2017

¿Cómo dejar de gritar y perder el control con mi hijo?

¡Eres una inútil!, ¡eres tonta! A tú edad, yo ya lo hacía solo. ¡Nunca serás nada en la vida! Tienes que estudiar para que no seas un barrendero, ¡Me tienes harta! Me arrepiento de haberte tenido… Aunque son grotescas estas frases, muchos padres las usan frecuentemente en sus hogares, adicional las acompañan de gritos y un nivel de frustración tan elevado que los lleva a lanzar objetos a sus hijos o incluso golpearles. Las frases descalificativas son más frecuentes en el mundo infantil de lo que imaginan, los adultos viven haciendo juicios de los niños que observan y tratan que sus hijos sean un modelo de buen comportamiento, aunque no tienen la base para ello.

Utilizar gritos y descalificaciones de forma repetida no solo no es tan efectivo, sino que además, es contraproducente en la formación emocional y conductual de los niños, se puede educar a los niños sin perder los nervios, para ello lo primero que debemos entender es ¿Por qué se portan mal los niños?

El comportamiento de un niño inicia desde el momento en que comienza a interactuar con los objetos y las personas a su alrededor, los niños no tienen el nivel de comprensión sobre el uso que los adultos le dan a las cosas, tampoco entienden cuales comportamientos son adecuados, simplemente ellos están explorando el mundo en función de reacciones, de allí que algunos niños cuando se sienten solos tienden a tirar o romper objetos para que los padres vengan adonde están.

Las reacciones de los niños pueden ser muy diversas, pero una de las que mas saca de quicio a un adulto es el llanto. Si el niño llora cuando es bebe, lo primero que los padres piensan es “esta enfermo” o “le duele algo”. En la etapa de gateo o inicio de movilización los padres asumen el llanto “solo quiere que lo atienda” “está llamando la atención”. En la etapa de 3 a 7 años el llanto se interpreta por los padres como “Manipulacion”. Como ven una acción puede tener distintas interpretaciones, así que antes de perder el control hay que valorar la situación y corregirla.

¿Cómo corregir las conductas en los niños?

-  Primeramente se deben tener claro los comportamientos naturales de cada etapa del desarrollo.

-  Establecer limites y normas adecuados a la edad.

- Mantener el equilibrio entre la permisibilidad y la sobreprotección.

- Acordar las sanciones con su hijo para que él sea participe y entienda cuál será la consecuencia de su comportamiento.

- Generar recompensas emocionales por los logros obtenidos y motivar a su hijo a desarrollar sus capacidades.

- No modificar los castigos, por ello es sumamente importante que estos vayan de acuerdo con la edad.

- Escuchar los argumentos de los niños ante sus acciones y hacer preguntas efectivas ¿Entiendes lo grave de lo que hiciste? ¿Te das cuenta de que pudiste lastimarte o lastimar a otro? ¿Observas que cuando algo te pone molesto reaccionas golpeando?, etc.

- No utilizar comparaciones entre hermanos, familiares o incluso con ustedes en su niñez.

- Evitar las amenazas y los chantajes.

- Evitar niveles de exigencia que trasgredan la capacidad del niño.

¿Cómo evitar el enfado y la frustración como padre?

1. Al comenzar la jornada diaria aprender a evitar las prisas, esto se logra llevando una vida organizada y unos horarios estrictos de sueño.

2. Establecer rutinas donde todos tengan responsabilidades: aseo, orden, compras, entretenimiento, etc.

3. Cuidar el vocabulario que utiliza para relacionarse con su entorno adulto. ¿Cómo puedes evitar que un niño hable mal de su hermano si cuando tu vecino se va de casa, dices que fastidio parece que no tiene nada que hacer.

4. Dejar claros los limites de espacio y respeto desde muy pequeños.

5. Respetar el gusto de los niños e involucrarlos en sus rutinas de vestimenta, no enfrascarse en disputas sobre el color de la ropa, o la forma del peinado, ellos son niños, no adultos.

6. Jugar con los niños es importante, muchos padres no se dan cuenta el alivio que pueden tener cuando actúan con sus hijos y sus muñecos las conductas que quieren corregir y le enseñan a sus hijos a educar a sus muñecos así como ustedes los educan a ellos.

7. Utilice palabras de respeto “Buenos días”, “Gracias hijo”, “Por favor”, etc.

Recuerde, ningún padre pasa del estado de calma al estado de descontrol directamente esto ocurre debido a un proceso paulatino mental donde los padres van acumulando emociones negativas y no saben soltarlas. El pensamiento es el que dicta las reacciones, así que cuando veas que te vas a enfadar, intenta tomar el control de ti. Por un stop, retírate un momento al baño, a la cocina o al patio. Respira, aprieta y suelta los puños, toma el control de la situación emocional que te perturba y no olvides que habrá ocasiones donde dejar pasar lo que está ocurriendo es la mejor solución para analizar como se retomara después de unas horas el conflicto y se manejara adecuadamente.

La capacidad de enfrentar las dificultades muchas veces no se expresa como lo deseamos, ni en los momentos adecuados, somos seres reactivos y no debemos olvidar que los hijos en su desarrollo presentan avances y retrocesos y como padres debemos estar listos para enfrentarlo. Esto es parte de la educación y nos exige una continua preparación.


martes, febrero 14, 2017

Conferencia para Padres.



24 de Febrero 2017
Conferencia para padres
"Como combatir la alteración de conducta en los hijos"
Lugar Dallas, Texas, USA
Información y registro http://mujeresusa.weebly.com/




viernes, febrero 10, 2017

Como establecer límites y hacer cumplir a mis hijos con las reglas que deben seguir.



Lo primero que los padres debemos auto reconocer es la forma en que fuimos educados y sí en nuestras vidas existe un aprendizaje basado en límites sanos o por el contrario aprendimos del castigo basado en la amenaza, el golpe o hasta incluso la vejación o humillación, por lo cual; el rechazo a la frase “sentar límites” "no" nos convierte en padres permisivos.

Los límites no son más que normas de comportamiento las cuales ayudarán al niño en su futura socialización. La frase sentar limites en realidad es la única manera de proteger física, mental y emocionalmente a sus hijos, es la única forma de evitar que ellos sean usados o manipulados. Cuando los padres establecen una forma clara de comportamiento donde el niño puede expresar su autenticidad en condiciones de respeto y normas de etiqueta social obtendrá relaciones más sanas y justas con y hacia los demás.
El papel de padre nos mantiene en una constante tensión sin importar la edad aunque ciertamente los niños pequeños y los adolescentes llegan a poner nuestros nervios en el límite.
Sea coherente
Cuando se trata de educar, es importante ser coherente. Hay muchos padres que hablan y exigen una cosa y ellos hacen otra. Los padres que no respetan las normas que como adultos deben seguir y las consecuencias que les acarrea no tendrán la condición moral de establecer normas a sus hijos y menos podrán hacerlas cumplir. Algunos ejemplos son:
ü  El padre que dice a su hijo que va a estar sin jugar durante un rato como consecuencia de su mal comportamiento y para que el niño lo deje estar en internet le da un juguete y le dice que se vaya.  
ü  Los padres que exigen a sus hijos mantener los juguetes y su cuarto ordenado y sin embargo  la cama de los padres pasa el dia entero destendida, papá cuando llega deja sus botas tiradas en la sala o mama no lava los enseres de cocina hasta el dia siguiente.
ü  Se les exige a los niños no morder a los demás, sin emabrgo los padres pasan siempre discutiendo en casa y en ocasiones los niños observan que se agreden físicamente o se lanzan objetos.
Recuerde, si hace alguna advertencia, manténgala hasta el final. Las amenazas vacías socavan su autoridad. Y no olvide que los niños aprenden observando a los adultos, especialmente a los padres. Así que asegúrese de que su comportamiento pueda servirle como modelo.
Elimine tentaciones
A estas alturas ya habrá descubierto que sus hijos han ido creciendo como grandes exploradores e investigadores del mundo. Los niños pequeños son curiosos por naturaleza, y es una parte normal e indispensable de su desarrollo, por lo que es una buena idea eliminar las tentaciones siempre que sea posible. Esto significa que aparatos como televisores, teléfonos y equipos de vídeo deben mantenerse fuera de su alcance, así como los objetos que pueda tragarse, como joyas, botones y cosas pequeñas que los niños pueden meterse en la boca.
En el caso de los adolescentes sobre todo en países consumistas estos aparatos existen en cada habitación, lo cual hace imposible que los padres puedan mantener un control de uso y acceso.
Recuerde, si queremos proteger a nuestros hijos debemos aprender a pensar como ellos y acondicionar el ambiente de tal forma que se minimizen los riesgos.

Penitencia o castigo.


Si necesita tomar alguna medida para disciplinar a su hijo, puede hacer que se se quede un rato en silencio y sin jugar. El truco aqui es el tiempo que debe pasar desde el momento que inicia el castigo y el momento que termina. Lo recomendable por edad hasta los 5 años, posteriormente son dos minutos por edad hasta los 12 años y de alli en adelante hay penitencias o castigos mas efectivos como por ejemplo quitarle los medios de comunicacion e interaccion social (telefonos, computadoras, video juegos, salidas o visitas) tambien mantener un horario estricto de entrada y salida de casa y una tecnica infalible es que tu hijo te vea en la escuela averiguando su asistencia.

Nuestro rol de padres es ser guía de nuestros hijos y hoy en dia los padres estan confundiendo y se dejan manipular por sus hijos con eso de que debes ser mi amigo. Y por ello se esta perdiendo el rol de autoridad y de guiadores o formadores, no olviden que la disciplina les sera agradecida por ellos en el futuro, asi como quienes la tuvieron la agradecen de sus padres. 


Recuerden, podemos tener autoridad sin ser autoritarios, mantener rutinas, establecer reglas y lograr que se cumplan…Son las claves para evitar que nuestros niños se convertan en tiranos.

domingo, febrero 05, 2017

Distintos tipos de fobias en los niños y recomendaciones para padres.



Como padres nos preocupan muchas cosas de nuestros hijos y en especial aquellas con las cuales nos sentimos incompetentes para ayudarlos a superar, entre estos padecimientos comúnes en los niños se encuentran las fobias.

La fobia es un trastorno de ansiedad relacionado con una situación, experiencia u objeto en la que el niño trata de evitar el temor o pánico por reacción no por comprensión. Estos miedos son irracionales, extremos e incontrolables y en ocasiones cuando los niños están muy pequeños son difíciles de reconocer y de determinar cuales son los estímulos que los desencadenan.

Las fobias son sucesos que pueden ocasionar temores leves como cerrar los ojos, temblores, sudoraciones, desmayos o generar reacciones peligrosas como la perdida de la respiración, perdida del habla o shock emocional, es por ello que es muy importante conocer cuáles son las fobias más comunes en los niños y como ayudarles.

Miedo a los insectos u animales: En determinadas edades es normal que los niños tengan miedo y es muy común en la 2da etapa del desarrollo comprendida entre los 2 a 7 años. El miedo a los animales e insectos suele producirse porque los niños pueden percibirlos como una amenaza para ellos. Este tipo de fobia exclusivamente se desarrolla cuando el niño ha sufrido un daño o mala experiencia con ese animal, cuando alguien ha utilizado el animal como amenaza hacia el, cuando el niño ha visto que un animal ha hecho daño a otra persona o cuando los padres o familiares tienen fobia a los animales.

Coulorophobia o Miedo a los payasos: También es otro trastorno de ansiedad común en los niños en la segunda etapa del desarrollo. Recordando que en esta etapa del desarrollo los miedos son irracionales y en su gran mayoría temporales principalmente en los primeros años de vida, es importante destacar que esta fobia esta condicionada por el maquillaje que usan los payasos mas que por su vestimenta. La falta de reconocimiento del niño a lo que comúnmente ha visto genera desconcierto y por ende temor. De las quejas que mas dan los niños referente a los payasos es el color rojo y lo grande de la boca, llevando a algunos niños a sentir que pueden ser devorados. Hoy en día el concepto de los payasos sobre todo en el maquillaje ha ido cambiando y haciéndolo menos grotesco. Los padres deben recordar que los niños no saben diferenciar la ficción de la realidad. Este es un factor clave para ayudarlos.

Agorafobia: Es el miedo a encontrarse en una situación donde sea difícil salir o recibir ayuda, este tipo de fobia se genera en niños que se han perdido en tiendas o cuando los padres no hacen el proceso de desprendimiento adecuado en el primer día de escuela.

Hematofobia o fobia a la sangre: Ante este tipo de fobia la respuesta es netamente visual, es decir se da ante la presencia de sangre. Lo mas característico de esta fobia es que el niño presenta un pánico intenso y evita a toda costa situaciones en las que pueda estar en contacto con la sangre, especialmente evita la visita a los hospitales o centros de salud. Hay distintas causas para que los niños tengan este trastorno, entre las mas destacadas están la causada por una experiencia traumática o una asociación con el color rojo y el dolor. La mayoría de las personas que crecen con este tipo de fobia sin tratar se vuelven hipocondriacas (creen que siempre están enfermos) y nosofobicas (miedo exagerado a contraer enfermedades).

Fobia Social: Esta fobia es la más común y no solo afecta a los niños, es un tipo de trastorno de ansiedad que se extiende hasta la adultez. La fobia social se caracteriza por el temor a ser expuesto socialmente y tiene distintos tipos de ramificaciones. El comportamiento de los padres en este tipo de fobia es fundamental, sobre todo porque la sobreprotección puede llevar al niño a desarrollar este desequilibrio muy fácilmente, al no saber cómo defenderse en el mundo exterior. Hoy en día con el incremento del bullying (acoso, exclusión, demostraciones de odio, etc.) los diagnósticos de fobia social se han incrementado y es por ello que los padres deben tomar acciones de educación a tiempo que les permitan enseñar a sus hijos a relacionarse socialmente.

¿Cómo ayudar a su hijo?

Existen muchos tipos de tratamientos terapéuticos para ayudar a los niños a superar estos trastornos de ansiedad, sin embargo, los padres pueden ayudar a que la superación sea mas corta, con excepción de la hematofobia que requiere ayuda de un especialista.
  1. Comprender su temor.
  2. No castigarlo o golpearlo cuando tenga una crisis de miedo. Darle el espacio para calmarse y conversar sobre el episodio. La seguridad en los niños esta condicionada por la buena comunicación con sus padres.
  3.  Ofrecerle su apoyo y ayudarle a que evalue su nivel de miedo.
  4. Enseñarle técnicas de respiración y de pensamiento positivo que lo ayude a calmarse por si mismo.
  5. Permitir que el niño se vaya desensibilizando al temor, es decir, hacer exposiciones cortas con excepción de la hematofobia. En este punto los videos funcionan perfectamente para ir introduciendo aspectos lógicos de comprensión que le hagan al niño racionalizar su temor y superarlo.

miércoles, febrero 01, 2017

“El amor es ciego”…Creí que era un príncipe azul.




Todas  las  mujeres  desde  niñas formarmos una imagen platónica e idiologica de ese hombre que deseamos tener como pareja. Algunas han creado esa imagen tan detallada, que realmente llegan a creer que han encontrado a su príncipe azul, ese   hombre  que  escogieron   tiene  todas   las características  externas  que  siempre soñaron y lleva muy bien la mascara  de galante, educado, trabajador, perfecto,  maravilloso,  colaborador, grandioso, único, hasta que se enfrenta al espejo de la  convivencia en  pareja  y entonces vemos como nuestro príncipe azul realmente era un troll.

Muchas mujeres aceptan su equivocación a medias y algunas prefieren disfrazar su error con expresiones como: “El no era asi, despues que nos casamos cambio mucho”, “Estoy cansada de recoger su tiradero, es culpa de su mama que se lo hacia todo”, “Cuando eramos novios salíamos mucho a fiestas y el no tomaba tanto como ahora”, “El solo tiene mala memoria y también esta muy ocupado, por eso es que se le olvida mi cumpleaños o nuestro aniversario.”, ¿Te sentiste identificada?

¿Has elegido mal? tal vez lo has hecho no una, sino muchas veces, tanto; que en este momento hay desencanto en ti y falta de confianza para volver a comenzar una relación. Eres de las que afirman que no existen los hombres maduros, honestos, amorosos o detallistas. Pero eso no es cierto.

Para encontrar ese hombre debes romper la estructura del príncipe azul, del buen partido, del hombre que todas desean, debes aprender a elegir al hombre por sus valores morales y espirituales, por su trascendencia en la vida y por su puesto por la forma en que te trata. Pero hay un detalle para esta elección. Eso no lo lograras observar en una relación de una semana, o un mes o hasta incluso 6 meses. Es recomendable que una relación de pareja se formalice después del año de conocerse, compartir y convivir. ¿Por qué tanta prisa?

Es necesario como mujeres aprender a conocerse a si misma y estar dispuesta a compartir un amor sano, real, sincero y constructivo contigo, recuerda, nadie puede dar aquello que no tiene. Y solo entoces aparecerá alguien que de verdad te convenga y que acepta 1 año como un tiempo ideal para conocerse.

¿Cómo reconocerlo?

Comienza por fijarte en como te sientes cuando compartes con el, cuando estas a su lado y cuando no lo estas, si lo extrañas. Las mujeres que siempre han identificado el amor con el sufrimiento no se dan cuenta hasta qué punto sus parejas las han hecho sentirse mal desde el principio de la relacion. Están tan acostumbradas a experimentar tensión, dificultades, miedo, dolor emocional, maltrato psicológico. Que se sienten frustradas al lado de esa persona sin embargo se casan con el creyendo que eso es amor. Pero no lo es.

El amor te conduce a sentirte bien, fuerte, grande, poderosa. Y sabrás que vas por buen camino cuando el hombre con el que te estás relacionando hace que te sientas:

Importante. Él te dedica tiempo y atención. Cumple su palabra y te llama si dijo que lo haría. Y cuando te tiene delante de el, te demuestra cariño con gestos, miradas, abrazos, siendo tierno, tratando de complacerte, esta pendiente de ti en todo momento.

Valorada. Él te respeta y lo demuestra con su forma de hablarte y de tratarte. Sientes que puedes confiar en él, deshacerte de las máscaras que nos ponemos para los desconocidos e ir un paso más allá, haciéndote confidencias. Incluso si no has superado tus desengaños pasados y te cuesta abrirte, sientes que con él podrás hacerlo, aunque te lleve un tiempo. Siempre te respetará los espacios de tiempo que tu necesites.

Atractiva. Y para ello no necesitas irte a la cama con él. Es su forma de mirarte la que potencia tu sex appeal y hace aflorar tu belleza interior. A su lado te olvidas de los rollitos, de como te ves, el logra sacar de ti la diosa que ve y por supuesto que eres.

Relajada. Cuando estás con él eres tú misma. No necesitas inventarte un personaje ni pretender que eres distinta o (supuestamente) mejor. El te quiere como eres.

Libre. Adoras estar con él y siempre tienes ganas de volver a verle. No temes que se olvide de ti o que juegue contigo diciéndote que saldrá contigo para luego poner excusas. Además, él respeta tus planes y no interfiere en tus amistades o tus aficiones. Nunca te hace sentir ansiosa o desconfiada.

Poderosa. La relación con él saca lo mejor de ti porque se interesa por tu vida, tus sueños, tu historia. No se queda en lo superficial, sino que sabe atravesar la barrera “social” y hacerte preguntas íntimas, y sin embargo no invasivas, con las que te ayuda a reflexionar y por lo tanto a crecer.

Por último. No olvides observar cómo es su relación con el resto del mundo. ¿Está peleado con sus exparejas? No preguntes, observa sus reacciones y comentarios hacia ella. ¿Se lleva razonablemente bien con sus padres? ¿Con cuanta frecuencia los visita?,  ¿Te la propuesto conocerlos?, ¿Habla con frecuencia por teléfono con ellos? ¿Es un buen padre y/o amigo? ¿Cuántos hijos tiene? ¿De cuantas mujeres diferentes? ¿Sale con ellos? Les habla por teléfono? ¿Cuál fu el tiempo que se tomo para presentarlos contigo? ¿Es una persona responsable, sin deudas, respetada en su profesión? Aquí hay muchos hombres hábiles y es uno de los aspectos mas difíciles de observar y en el que muchas mujeres se enredan sobre todo cuando el hombre tiene solvencia económica y es estable. Solo se cautelosa y recuerda si deseas tener una relación sana comienza por relacionarte bien contigo misma.


Mi lista de blogs

Seguidores