viernes, junio 17, 2011

"Los conflictos internos de la mujer en su rol como madre que trabaja".

Para muchas mujeres que son madres lograr el equilibrio entre la profesión y la maternidad parece una meta imposible. Con la incorporación de las mujeres al mundo laboral han aumentado las exigencias sociales y personales en la mujer ya que por un lado aspiran a su desarrollo profesional, pero por otro no quieren perder la posibilidad de ser madres y esposas.

Esta realidad de la mujer actual, no debería ser un problema ya que es perfectamente posible mantener los tres roles en equilibrio siempre y cuando en la formación temprana de la mujer se adquieran los elementos necesarios para discernir la etapa adecuada en que es posible alcanzar cada uno de sus roles sin que un rol limite o interfiera con el éxito del otro.

Este tema de la mujer que trabaja y el abandono del hogar es un conflicto a nivel mundial, y es particularmente marcado en aquellos países donde el machismo forma parte de la estructura social y donde el rol del hombre acepta y permite la ausencia dentro de la relación de pareja, por ende la ausencia en su rol de padre.


Estas estructuras sociales están cambiando en hora buena y las mujeres están siendo reconocidas por lo valiente que se muestran al asumir todos los roles tan competentemente (mujer, profesional, madre) y mucho mas en aquellas mujeres que admiramos por haber asumido por abandono del hombre el rol del padre y sacar sus hijos adelante.

Conciliar entre los roles a desempeñarse en la familia y los roles del trabajo para encontrar un punto común que transforme la concepción de que las mujeres profesionales no podemos ser madres hoy por hoy debe ser nuestra meta. Hoy, hay que descubrir los mejores modos de sobrellevar el cuidado de la vida matrimonial, el poco tiempo, el trabajo intenso, los costos de vida, los hijos, la gestión del hogar y la paz interna.

Para empezar es necesario conocerse a una misma, conocer a la familia y los valores que tenemos. Es importante descubrir la misión personal de cada una, mirando hacia atrás y analizando las aspiraciones para el futuro, decir que no cuando es necesario proteger nuestra integridad y nuestras metas y de decir que sí a las cosas que de verdad importan y nos ayudaran en nuestro logro.

No dejar otras áreas de la vida por culpa del trabajo. "La que dice que no tiene tiempo para casarse y tener hijos está equivocada”. Cuanto más tarde se hace, menos tiempo se tiene y entonces todo es más complicado.

El punto de distinción para alcanzar el éxito en los roles de profesional y madre está en el modo de realizarlo; esto le agrega o le quita todo el valor: preparar una comida para la familia puede ser una acción automática o una acción cargada de intencionalidad maternal. La comida se comió igual, pero la satisfacción del trabajo realizado fue distinta. Es decir, que de la necesidad se hace virtud.

Llevando esta analogía al plano laboral, hay una falsa convicción de que la adicción al trabajo y la cultura de largas jornadas laborales implican necesariamente una mayor productividad. Estas falsas convicciones también llevan a sostener que la maternidad es un prejuicio, un handicap, tanto para la empresa como para la propia mujer, que es contemplada únicamente bajo el prisma profesional.

¡Cuántas cosas podrían decirse de la mujer! La cantidad de tesoros que es capaz de volcar al mundo y a los demás, recorre un abanico extenso y variado. La mujer, en líneas generales, tiene un concepto de la ambición más integral que el hombre y abarca más aspectos, no sólo el profesional. Ella quiere una vida integral, armónica, donde trabajo y familia sean compatibles y ahí está precisamente su valor como agente de cambio en las empresas, en las que puede crear cultura al respecto, y hacerlo extensivo a la sociedad.

La diferencia central de la mujer y el hombre es que las mujeres somos como un malabarista chino que mantiene muchos platos en el aire. Uno es de porcelana muy fina y valiosa, “la familia”, el resto son de plástico y, aunque sean importantes, tenemos la capacidad de reemplazarlos si se caen.


Mi lista de blogs

Seguidores