sábado, junio 04, 2011

Hombres…Mujeres…Quien es más infiel?

Los hombres claro! Dirán muchas personas, y esto anteriormente podía ser cierto, pero la realidad actual es que las estadísticas diarias arrojan que ambos sexos compiten por igualdad en la infidelidad.


Se supone que cuando en una relación de pareja se tiene todo lo que se necesita para vivir bien, no debería existir infidelidad y generalmente se piensa que la infidelidad se relaciona con encuentros sexuales extra pareja. Pues bien, hoy día nos damos cuenta que las razones que llevan a las personas a ser infieles están condicionadas a un desmoronamiento social de los roles del hombre y la mujer ante la pareja y ante sí mismo, es decir, el inicio de este fenómeno está condicionado a que entramos a un relación de pareja buscando satisfacer aspectos intelectuales, emocionales, de atención, económicos, etc., cuando nuestro enfoque al formar una pareja debería estar en complementar lo que individualmente somos y tenemos, no es buscar lo que no tenemos, de allí que la relación desde el inicio está condicionada al fracaso y esto inicia con la infidelidad.

También las crisis emocionales no enfrentadas, las necesidades no cubiertas, el abandono, la rutina puede ser justificación para la infidelidad. Sin embargo considero que todo esto inicia por un desequilibrio individual y un descontento consigo mismo más que con la pareja y por supuesto la falta de reconocimiento que se ha escogido una pareja por necesidad y no como complemento, para lo cual se requiere valor para enfrentar y expresar las necesidades y carencias ante la pareja.

Para poder entender un poco más sobre la infidelidad, debemos entender que esta acción de debilidad ante sí mismo tiene raíces sociales de educación y falta de valores, el respeto hacia si mismo, la credibilidad y la legitimidad son algunas de las cosas que se rompen en una persona infiel, siendo cuesta arriba volver a recuperarlas.

Es entendible que los seres humanos pedimos cosas opuestas a lo que esperábamos de la pareja en una relación, pero hay roles que son parte de la vida en pareja y que la manera como se asumen o se prepara para ellos es lo que en ocasiones lleva al malestar e inconformismo en la relación, es decir, todas las etapas en la relación de pareja como el ser padres, el ser amantes, las enfermedades, el envejecer simplemente son etapas que deben ser concebidas y llevadas desde la aceptación, la comprensión, la comunicación y sobre todo el amor.

Como ya lo mencione uno de los factores que provoca la infidelidad es la elección de la propia pareja. Es importante señalar que no es del todo cierto que elegimos libremente a la pareja, por lo general la "decisión" está dada por factores restringidos al circulo en el que nos desarrollamos, es decir, la elección no es al azar sino que está altamente determinada de acuerdo con las actividades que realizamos, las cuales nos permiten "conocer" o relacionarnos con otras personas. Incluso existen teorías que nos dicen que nos sentimos atraídos por personas que realizan actividades similares a nosotros, tal es el caso de las relaciones que se desarrollan en la escuela, en el trabajo, en el gimnasio, en los círculos de amigos, etc

Generalmente en las relaciones de pareja donde se presentan episodios de infidelidad, se producen formas de amor y odio o de amor y dolor; esto es causado por que suponemos que el otro "debe" satisfacer nuestras necesidades, lo cual se da muchas veces a nivel inconsciente. Las necesidades son de manera completa e integra, entre ellas destacan, lo económico, la atención, el amor, lo sexual, la protección, la fidelidad, etc.

Puede darse el caso de que la elección de la pareja se base en un afán de evitar la depresión o de no querer estar “solo consigo mismo”, y esto haga que la elección sea de tipo analítico y cuando descubra que su pareja no es la solución a sus problemas entonces se comienza en la busqueda incesante de alguien que lo haga sentir bien, satisfaccion que nunca es alcanzada debido a la proyeccion en otro de lo que la persona no es conciente es una carencia de si mismo.



En ese momento, lo que parecía amor, se va tornando en frustración, coraje y odio, lo cual puede desencadenar que se busque un amante que sea totalmente opuesto a lo que es la pareja, aunque también pueden aparecer personas circunstanciales que podrán general los cuadros de infidelidad, por ejemplo, el caso donde un (a) amigo (a) o compañero (a) de trabajo se vuelve la persona que nos escucha sobre los problemas que tenemos. La compenetración que se logra al contar nuestras penas es tanta, que muchas de la veces puede generar un romance.

Este desahogo emocional, permite que una persona mantenga una relación con ambas personas, ya que de alguna manera el infiel piensa que asi logra compensar que lo no se tiene con la pareja. Esto tiene una lógica basado en la existencia de relaciones de infidelidad en donde la relación sexual no es lo más importante, sino la necesidad de sentirse escuchado y atendido por otra persona. ¿Pero realmente es una necesidad de sentir escuchado o es una incompetencia en el poder expresarse?

La relación extra conyugal también se llega a presentar por que alguno de los dos se siente amenazado en su autonomía y a través de otra relación, se logran sentir apoyados o con un “valor extra” que permite enfrentar las cosas que solo (a) no podía. Sobre todo cuando la extra relación permite seguir sintiendo esa autonomía.

También existen relaciones extra pareja cuando se sienten que la pareja amenaza la independencia y la autonomía y se tienen miedo a quedar atrapado (a), en este sentido, se observan personas que una vez que el/la amante inicia sus exigencias, buscarán nuevamente otra relación que los "salve" tanto del cónyuge o del amante "devorador" o bien, pueden mantenerse así para evitar ser absorbidos por ambas.

Hasta aquí hemos dado un repaso de algunas de las causantes de la infidelidad, y diremos que es necesario, para mantener una buena relación de pareja, establecer cierta independencia y autonomía entre los miembros de la pareja, para lo cual se debe considerar que:

• Se debe mantener una buena comunicación efectiva en la pareja.
• Se recomienda constatar el laso de unión en la pareja.
• Se considera importante renovar los acuerdos de la pareja con mucha frecuencia.

Y finalmente, es importante recomendar el revisar como quieres vivir, ya que la fidelidad también es un acto de convicción, esto quiere decir que para mantenerte tranquilo (a) en una relación, debes planear que tipo de relación quieres y propones, ya que la infidelidad se relaciona con el acto de mentir o engañar a la pareja, y esto ocurre debido a que esta desconoce nuestras intenciones.

Mi lista de blogs

Seguidores