jueves, mayo 28, 2009

Nueve maneras de dedicarle tiempo a tu pareja después de la llegada del bebé

1) Sal con tu pareja.

Seguro que tienes algún familiar o amiga cercana a quien le encantaría cuidar al bebé un par de horas. De lo contrario, contrata a una niñera, o investiga la posibilidad de formar tu propio grupo de mamás niñeras que puedan alternarse y ayudarse mutuamente con los niños, como en una "cooperativa". Empieza despacito. No se trata de salir de fiesta durante toda la noche, sino de pasar un rato ameno a dos, caminando cogidos de la mano, cenando en un buen restaurante, o viendo una buena película.

2.) Haz una cita en casa.

No es indispensable tener una niñera para que disfrutes la compañía de tu pareja. Una vez que hayas acostado al bebé, aprovecha la ocasión. Resiste la tentación de tirarte en el sofá, poner la televisión o dedicarte a terminar alguna tarea. Mejor siéntate y acurrúcate un ratito con tu pareja. Esos ratos de atención exclusiva que se dediquen mutuamente, aunque sólo duren diez minutos, son muy importantes. A veces los nuevos padres están tan ajetreados que hasta se olvidan de las formas más sencillas y necesarias de conectarse entre sí, como mirarse a los ojos y acariciarse. El simple hecho de pasar unos momentos juntos te hará sentirte más cercana a tu pareja (y es posible que hasta empiecen a tener más relaciones sexuales).

3) Usa tu creatividad.

No tienes que esperar hasta el anochecer para disfrutar de buenos momentos con tu pareja. Puedes, por ejemplo, encontrarte con él a la hora de la comida. Una buena conversación en un momento de tranquilidad durante el día (sin el bebé ni tareas por hacer) tendrá un efecto sorprendentemente relajante.

4) Escríbele (y pídele que te escriba) una carta de amor.

Con un recién nacido en casa, a veces los momentos románticos con tu pareja parecen tan lejanos como un barco en el horizonte. Una divertida manera de reconectarse es escribiéndose correos amorosos. No tienes que ser poeta para aumentar los latidos de su corazón, bastará con que le escribas unas cuantas palabras amorosas y sinceras como "amo que me abraces y me beses cuando estoy estresada", o "me encanta tu forma de reír". Envíaselas por correo electrónico, escríbele una notita o léele tus palabras en voz alta. Y pídele, por supuesto, que te conteste.

5) Compra boletos por adelantado.

Una de las ventajas de invertir de antemano en la compra de boletos para un concierto, obra de teatro o evento deportivo, es que se verán obligados a ir. Una buena idea es ponerse de acuerdo con otra pareja de amigos que también tengan un bebé para salir juntos los cuatro y compartir el costo de la niñera.

6) Los fines de semana a pasear.

Prepara la bolsa de los pañales, saca la carreola (cochecito) o mochila canguro, y salgan a pasear en familia. Los centros comerciales, parques, actividades y eventos al aire libre son buenas opciones para familias con bebés.

7) Crea un ritual para después del trabajo.

Salgan a caminar todas las tardes con el bebé. El ejercicio físico y el aire fresco les beneficiará a todos, y tu pareja y tú tendrán un rato para dialogar al final de cada día.

8) Planea rutinas especiales.

Una vez a la semana compra comida para llevar a casa en un restaurante local y renta un video o DVD. Estas noches de cena y película con tu pareja son una manera muy fácil de relajarse y disfrutar juntos. Es posible que el bebé les interrumpa a mitad de la película, pero no te desesperes. Verás que todo será más fácil cuando tu bebé empiece a tener un patrón de sueño más predecible y regular lo cual es una excelente razón para que trates de acostumbrarlo pronto a dormir en horarios regulares.

9) Jueguen juntos.

Diviértanse y ríanse jugando juntos a las cartas, damas, dominó, parchís o cualquier otro juego que tengan a la mano. Los domingos hagan juntos el crucigrama del diario mientras se sientan abrazaditos en el sofá, o pónganse a trabajar en un rompecabezas.

Y por último, no olvides reservar tiempo para ti también.

Tu bebé requiere tanta atención de tu parte que es muy fácil que te olvides de dedicar un poco de tu tiempo a ti misma. Recuerda, sin embargo, que para que puedas darle lo mejor de ti, tienes que cuidarte y reservarte unos momentos de paz y tranquilidad. Asegúrate de destinar al menos unos minutos del día a ti misma, ya sea escuchando tu música favorita, leyendo una revista, caminando, o hablando por teléfono con una amiga. Si te sientes más satisfecha y contenta, te sentirás mejor en tu relación y en tu papel de mamá, y tu bebé será más feliz.




Trastorno del sueño en los niños.


A continuación hacemos mención de los trastornos del sueño más frecuentes en los niños:

Sonambulismo.
El niño se levanta de su cama y, dormido, hace actividades que pueden ser habituales (caminar por la casa es lo más común); entre los 4 y 8 años es la edad más frecuente de aparición y se resuelve espontáneamente al llegar a la adolescencia.

Bruxismo.
Rozar o rechinar los dientes durante el sueño; erróneamente se ha creído que se debe a la presencia de parásitos intestinales, pero en realidad se debe nerviosismo o angustia del infante; debe consultarse al dentista para evitar el desgaste de las piezas dentales.

Somniloquia.
Hablar mientras se está dormido, lo cual no constituye ningún problema y no requiere tratamiento.

Narcolepsia.
Somnolencia excesiva que le obliga a tener siestas frecuentes de corta duración (10 a 20 minutos) que puede acompañarse de cataplexia (pérdida brusca de fuerza en brazos y piernas); suele ser más frecuente a los 14 años.

Terrores nocturnos.
En las primeras horas del sueño, el niño despierta agitado, llorando, sudando y no recuerda nada de lo que le ha causado el malestar. Afecta a 3% de los pequeños y se resuelve espontáneamente en la adolescencia.

Pesadillas.
Sueños con experiencia de miedo que generalmente despiertan a quien lo sufre, estando totalmente consciente y siendo capaz de contar lo que ha soñado; ocurren generalmente en las últimas horas de la noche y son más frecuentes en niños entre 3 y 6 años.

Apneas.
Estudios científicos indican que 12% de la población infantil en edad escolar ronca, lo cual puede no ser causa de alarma para los padres, pero lo será cuando se presentan apneas (suspensión de la respiración) en el momento del ronquido; la consecuencia es que, de ser frecuente o por periodos prolongados, no se administre oxígeno de forma regular, lo que puede traer trastornos de consideración a corazón y cerebro. Son más comunes en niños con obesidad y sobrepeso.

Ahora bien, los chicos que manifiestan uno o varios de los trastornos del sueño que hemos mencionado, a la mañana siguiente pueden presentar:

- Cansancio.
- Hiperactividad.
- Dolor de cabeza.
- Falta de concentración.
- Irritación de garganta si se ronca o habla dormido.
- Somnolencia.

...Que ya viene el coco...

Investigaciones sobre el sueño en general indican que los niños que no duermen bien tienden a ser adolescentes-problema y sufrirán insomnio cuando sean adultos.

En algunos países europeos se han emprendido iniciativas encaminadas a modificar los horarios de ingreso a las escuelas, pero no han tenido éxito; en México, ni pensarlo. Sin embargo, los padres tienen la posibilidad de cuidar que los hijos tengan mejor sueño y que ello redunde en su salud, física y mental. Estas son algunas medidas que servirán para ello:

  1. Procurar que los chicos se acuesten a dormir y se levanten siempre a la misma hora.

  2. En el dormitorio no debe haber televisión, radio o aparatos de juego; habrá otro lugar asignado para su uso.

  3. No llevar a la cama a los niños después de hacer ejercicio; la energía a tope impedirá conciliar el sueño.

  4. No dormir con el estómago vacío, pero tampoco lleno; procure la hora de la cena dos horas antes de acostarse.

  5. El dormitorio debe tener buena ventilación.

  6. Cuidar que no haya exceso de ruido en la casa cuando el chico vaya a dormir.

  7. El colchón no debe ser ni duro ni blando.

  8. Evitar café, te negro y refresco de cola antes de dormir, ya que la cafeína que contienen despeja el sueño.

  9. Las películas de suspenso o terror alterán el estado emocional; en lo posible evítelas en los pequeños.

  10. Cada vez que se pueda, acompañe a la cama al pequeño y aproveche el momento para propiciar la comunicación con él, ya sea contándole un cuento o estableciendo breve charla.

  11. Por ningún motivo administre somníferos o sedantes (productos que favorecen el sueño), a menos que sean prescritos por un médico.

Finalmente, presentamos cómo debe ser el descanso en niños y adolescentes:

Las 10 conductas masculinas que más molestan a las mujeres.

-->
1.- El silencio.
Muchos hombres toman la postura de retirarse y dejar a las mujeres hablando sola y lo peor es que cuando las aguas se han calmado no buscan retomar la conversación, actitud que suele ser interpretada por la mujer como “no le importo”.

Ciertamente, tanto hombres como mujeres deben aprender a expresarse cuando necesitan estos espacios para pensar, frases como “no me siento en condiciones de hablarlo ahora…”, “en este momento tengo ira y no quiero decir cosas de las que luego me arrepienta”, etc deben ser aceptadas y utilizadas por ambos.

2.- Ser celoso
Es común que los hombres aleguen que sus mujeres los celan demasiado y que por ello deben hacer esto con ellas. Algunos utilizan y creen que la mujer es su propiedad (objeto) y la tratan como tal porque es difícil aceptar que pueden demostrar sentimientos que son perfectamente validos siempre que estén enmarcados en la honestidad y el respeto.

3.- Los partidos de futbol, golf, juegos, etc.
Muchas mujeres se sienten abandonadas cuando llegan las temporadas deportivas puesto que la mayoría de los hombres no acepta que sus parejas compartan con ellos este tipo de distracción que por generaciones ha sido solo para hombres y que en algunos casos les permite el espacio para sentirse nuevamente sin compromiso.

4.- Ser evasivos con los compromisos.
Por condición masculina muchos hombres presentan esta característica por miedo e inseguridades que les cuesta aceptar. Las mujeres por naturaleza tienen una necesidad de sentirse amada y representada de allí que busquen la formalización y el compromiso.

5.- Ser materialistas.
A pesar de ser un poco contradictorio muchas mujeres detestan a los hombres que solo les preocupa el dinero, ya que esto implica que pasan muchas horas dedicados a la labor profesional que les llevara a alcanzar el dinero que siempre será poco para ellos. Este patrón puede deslumbrar a una mujer al inicio de la relación pero con el tiempo ella valorara mas el tiempo que le dedica que las cosas que le brinda.

6.- Compararla con otras mujeres.
Sin darse cuenta el hombre tiende a comparar a la mujer con su madre, con su hermana, con su abuela, con su mejor amiga o incluso con una pareja anterior. Frases como “que rica estaba la comida recuerdo que mi mama hacia ese plato…” no es para la mujer un halago es una comparación.

7.- Visitar todos los días a su mama.
Las mujeres pueden permitir y no pretenden que el hombre rompa el vinculo familiar, pero es importante que los hombres comprendan que desde el mismo momento que establecen una relación de pareja la madre pasa a ser su segundo punto de atención y aunque algunas personas se van a los extremos y buscan miles de justificaciones el hombre con esta conducta por lo general termina solo y con grandes traumas a nivel emocional.

8.- La falta de aseo personal.
Tanto este punto como el hecho de que el hombre sea desordenado molesta mucho a la mujer, es muy alto el porcentaje de hombres que en la relación de noviazgo esconden este aspecto como medio de conquista.

9.- El incumplimiento de las promesas.
Decir que sacara la basura y no hacerlo, decir que limpiara el patio y no hacerlo, decir que colgara un cuadro y un ano después el cuadro sigue en el piso son ejemplos de situaciones que molestan mucho a las mujeres.

10.- El acto sexual rapidito…rapidito.
Para la mujer involucrar sentimientos en la relación es muy importante, muchos hombres en la medida que la relación lleva tiempo convierten el acto sexual en una satisfacción física olvidando el preludio amoroso.

Mi lista de blogs

Seguidores