viernes, mayo 29, 2009

¿Cómo distinguir entre una crisis y el final de una relación?

El amor no impide las crisis, pero si puede convertirse en el principal elemento de apoyo para buscar una solución. El modo en que una pareja supere los problemas dependera de como en una etapa conflictiva la misma hable de la crisis y no lo deje pasar o lo perciba como el principio del fin.


La manera en que cada miembro de la pareja afronta ese periodo de problemas obedece a factores como la madurez emocional, la habilidad para gestionar los conflictos, la duración de la relación, las redes de que disponga o el momento personal en que se encuentre.

Miedo al cambio.

No hay criterios fijos a los que recurrir para determinar si una relación toca ya su fin. Cuanto más duradera haya sido esa unión y cuando la ruptura afecte a más personas, más difícil se hará tomar la decisión de romper. En algunos casos la decisión de la separación, va condicionada a que muchos argumentan que deben seguir conviviendo por los hijos, a pesar de la crisis. Podría decirse que el momento en el que una relación deja de aportar a los miembros de la pareja ese conjunto de elementos que la propició -afectividad y emoción, seguridad, disfrute sexual...-, se alcanza el punto de inflexión en el que se debe producirse el cambio.

Reconocer si se está atravesando una época con dificultades graves o si estamos ante el principio del fin de la relación, deviene una tarea ardua para los miembros de la pareja, ya que inmersos en un sinfín de emociones, sentimientos y sensaciones, resulta difícil serenarse lo suficiente para hacer una reflexión tranquila que los conduzca a esclarecer en qué punto de la relación se encuentran. No es extraño que se produzcan autoengaños, más o menos conscientes, que surgen como resistencia al cambio, bien sea para replantearse la pareja y seguir adelante con cambios, bien para iniciar definitivamente una separación. ¿Simple crisis o separación?

En función del modo en que se afronte una crisis, de cómo se comporten los miembros de la pareja ante esa etapa, la unión saldrá reforzada o será la primera fase del fin. Es decir, ante una fase conflictiva de la pareja la pregunta no es "¿es esto el fin?", sino "¿quiero que sea el fin?, ¿me interesa seguir con el compromiso que supone esta relación?". En definitiva, una mala racha será sólo una crisis si es superada, pero se convertirá en una separación si la unión acaba.

La respuesta a algunas preguntas puede brindarnos pistas que nos ayudarán a tomar una decisión en esa difícil coyuntura: ¿Le amo? ¿Miramos juntos en la misma dirección, tenemos la misma meta? ¿Siento profundo interés por la otra persona? ¿La deseo? ¿Tengo confianza total en el otro? ¿y en la propia relación? ¿Reflexiono y me comprometo para ver qué puedo aportar a la otra persona y a nuestra relación para mejorarla? En fase de crisis nuestro estado emocional se altera; por ello, tengamos presente el alcance de las decisiones, sobre todo si se opta por terminar con la relación.

No se separan dos personas, sino a veces una familia con hijos, todo un entramado de relaciones y amigos, de dependencias económicas, por lo que si la pareja se encuentra con frenos que impiden que la reflexión prospere, es conveniente acudir a un o una especialista en temas de pareja, que desbloquee la situación y habilite espacios para que la reflexión reúna las garantías deseables. Introducirá equilibrio y establecerá un protocolo para ayudar a la pareja a decidir mejor. Para fortalecer la pareja debemos utilizar o desarrollar estas habilidades: -Aceptar que nuestra vida es enteramente responsabilidad nuestra.

No esperemos que el otro miembro de la pareja nos haga feliz. Nuestra felicidad depende, sobre todo, de nosotros mismos. No nos engañemos. -Saber que no tenemos que resolver la vida de la otra persona, buscándole soluciones, dándole consejos y marcándole las pautas de cómo debe vivir su vida. -Aprender a escuchar. Para ello debemos dejar lo que estamos haciendo, vaciarnos de otros pensamientos que distraigan nuestra atención e intentar colocarnos en su lugar para entender cómo se siente. -Aprender a dialogar.

Nuestra opinión, forma de entender y de aprender la realidad no son la verdad absoluta, sino sólo la nuestra.

-Aprender a consensuar. Lo mío y lo tuyo han de ser tenidos en cuenta y debatidos para poder llegar a definir "lo nuestro".

-Aprender a compartir. Darse el uno al otro: preguntar cómo se encuentra, qué le incomoda, qué quiere y desea.

-Aprender a pedir. Mostrar nuestra vulnerabilidad es la mejor muestra de amor, ya que no se la enseñamos a cualquiera.

-Dedicar tiempo específico para la pareja.

-Compartir hobbies, tiempos lúdicos, fantasías e ilusiones, al igual que acompañar en los momentos tristes, duros y penosos.

-Compartir la economía. Forma parte de la relación de pareja.

-Aprender a utilizar los conflictos y las crisis, para aprender más de nosotros mismos, ver qué necesitamos y cuál es el dolor que suscitamos en nuestra pareja. Que sean trampolín de desarrollo y no de estancamiento que no lleva a ninguna parte.

- Hablemos cuanto sea necesario, para que el problema no quede enquistado. No hay mayor desastre que el silencio.

-Mimar con orgullo a la pareja. El sexo, las caricias y el "te quiero" han de decirse, hay que explicitarlos. No valen los sobreentendidos.

Para desdramatizar una separación...

-Se rompe la pareja, no toda nuestra vida personal.

-Es un momento para afrontar cambios y riesgos, que nos alteran y convulsionan. Resulta recomendable pedir ayuda a personas competentes (amigas o profesionales), que -de forma incondicional- nos escuchen y acompañen en este trayecto, que puede (o no) ser duro.

-Es una etapa de la vida que pasará, a la que seguirá otra u otras. No hay que aferrarse al pasado: eso significaría parar nuestra vida, y queda mucha por delante.

-Como toda pérdida, tendrá sus fases: lloro, desconsuelo, incredulidad de que nos haya podido pasar, furia y rabia, necesidad de buscar culpables... Es normal que nos pase algo de esto, y así debemos asumirlo.

-No todo es negativo. Podemos reflexionar (sin obsesionarnos) sobre lo perdido. Pero es mejor buscar lo positivo, lo que mejora en nuestra vida con la separación.

-Hagamos balance autocrítico: cómo fue la relación, en qué fallamos nosotros... Así aprenderemos y evitaremos cometer esos errores en el futuro.

-Hay que guardar lo bueno para, apoyándonos en ello, seguir adelante sin ira y cerrar capítulo. Pero sobre todo para poder abrir nuevo capítulo.




jueves, mayo 28, 2009

Nueve maneras de dedicarle tiempo a tu pareja después de la llegada del bebé

1) Sal con tu pareja.

Seguro que tienes algún familiar o amiga cercana a quien le encantaría cuidar al bebé un par de horas. De lo contrario, contrata a una niñera, o investiga la posibilidad de formar tu propio grupo de mamás niñeras que puedan alternarse y ayudarse mutuamente con los niños, como en una "cooperativa". Empieza despacito. No se trata de salir de fiesta durante toda la noche, sino de pasar un rato ameno a dos, caminando cogidos de la mano, cenando en un buen restaurante, o viendo una buena película.

2.) Haz una cita en casa.

No es indispensable tener una niñera para que disfrutes la compañía de tu pareja. Una vez que hayas acostado al bebé, aprovecha la ocasión. Resiste la tentación de tirarte en el sofá, poner la televisión o dedicarte a terminar alguna tarea. Mejor siéntate y acurrúcate un ratito con tu pareja. Esos ratos de atención exclusiva que se dediquen mutuamente, aunque sólo duren diez minutos, son muy importantes. A veces los nuevos padres están tan ajetreados que hasta se olvidan de las formas más sencillas y necesarias de conectarse entre sí, como mirarse a los ojos y acariciarse. El simple hecho de pasar unos momentos juntos te hará sentirte más cercana a tu pareja (y es posible que hasta empiecen a tener más relaciones sexuales).

3) Usa tu creatividad.

No tienes que esperar hasta el anochecer para disfrutar de buenos momentos con tu pareja. Puedes, por ejemplo, encontrarte con él a la hora de la comida. Una buena conversación en un momento de tranquilidad durante el día (sin el bebé ni tareas por hacer) tendrá un efecto sorprendentemente relajante.

4) Escríbele (y pídele que te escriba) una carta de amor.

Con un recién nacido en casa, a veces los momentos románticos con tu pareja parecen tan lejanos como un barco en el horizonte. Una divertida manera de reconectarse es escribiéndose correos amorosos. No tienes que ser poeta para aumentar los latidos de su corazón, bastará con que le escribas unas cuantas palabras amorosas y sinceras como "amo que me abraces y me beses cuando estoy estresada", o "me encanta tu forma de reír". Envíaselas por correo electrónico, escríbele una notita o léele tus palabras en voz alta. Y pídele, por supuesto, que te conteste.

5) Compra boletos por adelantado.

Una de las ventajas de invertir de antemano en la compra de boletos para un concierto, obra de teatro o evento deportivo, es que se verán obligados a ir. Una buena idea es ponerse de acuerdo con otra pareja de amigos que también tengan un bebé para salir juntos los cuatro y compartir el costo de la niñera.

6) Los fines de semana a pasear.

Prepara la bolsa de los pañales, saca la carreola (cochecito) o mochila canguro, y salgan a pasear en familia. Los centros comerciales, parques, actividades y eventos al aire libre son buenas opciones para familias con bebés.

7) Crea un ritual para después del trabajo.

Salgan a caminar todas las tardes con el bebé. El ejercicio físico y el aire fresco les beneficiará a todos, y tu pareja y tú tendrán un rato para dialogar al final de cada día.

8) Planea rutinas especiales.

Una vez a la semana compra comida para llevar a casa en un restaurante local y renta un video o DVD. Estas noches de cena y película con tu pareja son una manera muy fácil de relajarse y disfrutar juntos. Es posible que el bebé les interrumpa a mitad de la película, pero no te desesperes. Verás que todo será más fácil cuando tu bebé empiece a tener un patrón de sueño más predecible y regular lo cual es una excelente razón para que trates de acostumbrarlo pronto a dormir en horarios regulares.

9) Jueguen juntos.

Diviértanse y ríanse jugando juntos a las cartas, damas, dominó, parchís o cualquier otro juego que tengan a la mano. Los domingos hagan juntos el crucigrama del diario mientras se sientan abrazaditos en el sofá, o pónganse a trabajar en un rompecabezas.

Y por último, no olvides reservar tiempo para ti también.

Tu bebé requiere tanta atención de tu parte que es muy fácil que te olvides de dedicar un poco de tu tiempo a ti misma. Recuerda, sin embargo, que para que puedas darle lo mejor de ti, tienes que cuidarte y reservarte unos momentos de paz y tranquilidad. Asegúrate de destinar al menos unos minutos del día a ti misma, ya sea escuchando tu música favorita, leyendo una revista, caminando, o hablando por teléfono con una amiga. Si te sientes más satisfecha y contenta, te sentirás mejor en tu relación y en tu papel de mamá, y tu bebé será más feliz.




Trastorno del sueño en los niños.


A continuación hacemos mención de los trastornos del sueño más frecuentes en los niños:

Sonambulismo.
El niño se levanta de su cama y, dormido, hace actividades que pueden ser habituales (caminar por la casa es lo más común); entre los 4 y 8 años es la edad más frecuente de aparición y se resuelve espontáneamente al llegar a la adolescencia.

Bruxismo.
Rozar o rechinar los dientes durante el sueño; erróneamente se ha creído que se debe a la presencia de parásitos intestinales, pero en realidad se debe nerviosismo o angustia del infante; debe consultarse al dentista para evitar el desgaste de las piezas dentales.

Somniloquia.
Hablar mientras se está dormido, lo cual no constituye ningún problema y no requiere tratamiento.

Narcolepsia.
Somnolencia excesiva que le obliga a tener siestas frecuentes de corta duración (10 a 20 minutos) que puede acompañarse de cataplexia (pérdida brusca de fuerza en brazos y piernas); suele ser más frecuente a los 14 años.

Terrores nocturnos.
En las primeras horas del sueño, el niño despierta agitado, llorando, sudando y no recuerda nada de lo que le ha causado el malestar. Afecta a 3% de los pequeños y se resuelve espontáneamente en la adolescencia.

Pesadillas.
Sueños con experiencia de miedo que generalmente despiertan a quien lo sufre, estando totalmente consciente y siendo capaz de contar lo que ha soñado; ocurren generalmente en las últimas horas de la noche y son más frecuentes en niños entre 3 y 6 años.

Apneas.
Estudios científicos indican que 12% de la población infantil en edad escolar ronca, lo cual puede no ser causa de alarma para los padres, pero lo será cuando se presentan apneas (suspensión de la respiración) en el momento del ronquido; la consecuencia es que, de ser frecuente o por periodos prolongados, no se administre oxígeno de forma regular, lo que puede traer trastornos de consideración a corazón y cerebro. Son más comunes en niños con obesidad y sobrepeso.

Ahora bien, los chicos que manifiestan uno o varios de los trastornos del sueño que hemos mencionado, a la mañana siguiente pueden presentar:

- Cansancio.
- Hiperactividad.
- Dolor de cabeza.
- Falta de concentración.
- Irritación de garganta si se ronca o habla dormido.
- Somnolencia.

...Que ya viene el coco...

Investigaciones sobre el sueño en general indican que los niños que no duermen bien tienden a ser adolescentes-problema y sufrirán insomnio cuando sean adultos.

En algunos países europeos se han emprendido iniciativas encaminadas a modificar los horarios de ingreso a las escuelas, pero no han tenido éxito; en México, ni pensarlo. Sin embargo, los padres tienen la posibilidad de cuidar que los hijos tengan mejor sueño y que ello redunde en su salud, física y mental. Estas son algunas medidas que servirán para ello:

  1. Procurar que los chicos se acuesten a dormir y se levanten siempre a la misma hora.

  2. En el dormitorio no debe haber televisión, radio o aparatos de juego; habrá otro lugar asignado para su uso.

  3. No llevar a la cama a los niños después de hacer ejercicio; la energía a tope impedirá conciliar el sueño.

  4. No dormir con el estómago vacío, pero tampoco lleno; procure la hora de la cena dos horas antes de acostarse.

  5. El dormitorio debe tener buena ventilación.

  6. Cuidar que no haya exceso de ruido en la casa cuando el chico vaya a dormir.

  7. El colchón no debe ser ni duro ni blando.

  8. Evitar café, te negro y refresco de cola antes de dormir, ya que la cafeína que contienen despeja el sueño.

  9. Las películas de suspenso o terror alterán el estado emocional; en lo posible evítelas en los pequeños.

  10. Cada vez que se pueda, acompañe a la cama al pequeño y aproveche el momento para propiciar la comunicación con él, ya sea contándole un cuento o estableciendo breve charla.

  11. Por ningún motivo administre somníferos o sedantes (productos que favorecen el sueño), a menos que sean prescritos por un médico.

Finalmente, presentamos cómo debe ser el descanso en niños y adolescentes:

Las 10 conductas masculinas que más molestan a las mujeres.

-->
1.- El silencio.
Muchos hombres toman la postura de retirarse y dejar a las mujeres hablando sola y lo peor es que cuando las aguas se han calmado no buscan retomar la conversación, actitud que suele ser interpretada por la mujer como “no le importo”.

Ciertamente, tanto hombres como mujeres deben aprender a expresarse cuando necesitan estos espacios para pensar, frases como “no me siento en condiciones de hablarlo ahora…”, “en este momento tengo ira y no quiero decir cosas de las que luego me arrepienta”, etc deben ser aceptadas y utilizadas por ambos.

2.- Ser celoso
Es común que los hombres aleguen que sus mujeres los celan demasiado y que por ello deben hacer esto con ellas. Algunos utilizan y creen que la mujer es su propiedad (objeto) y la tratan como tal porque es difícil aceptar que pueden demostrar sentimientos que son perfectamente validos siempre que estén enmarcados en la honestidad y el respeto.

3.- Los partidos de futbol, golf, juegos, etc.
Muchas mujeres se sienten abandonadas cuando llegan las temporadas deportivas puesto que la mayoría de los hombres no acepta que sus parejas compartan con ellos este tipo de distracción que por generaciones ha sido solo para hombres y que en algunos casos les permite el espacio para sentirse nuevamente sin compromiso.

4.- Ser evasivos con los compromisos.
Por condición masculina muchos hombres presentan esta característica por miedo e inseguridades que les cuesta aceptar. Las mujeres por naturaleza tienen una necesidad de sentirse amada y representada de allí que busquen la formalización y el compromiso.

5.- Ser materialistas.
A pesar de ser un poco contradictorio muchas mujeres detestan a los hombres que solo les preocupa el dinero, ya que esto implica que pasan muchas horas dedicados a la labor profesional que les llevara a alcanzar el dinero que siempre será poco para ellos. Este patrón puede deslumbrar a una mujer al inicio de la relación pero con el tiempo ella valorara mas el tiempo que le dedica que las cosas que le brinda.

6.- Compararla con otras mujeres.
Sin darse cuenta el hombre tiende a comparar a la mujer con su madre, con su hermana, con su abuela, con su mejor amiga o incluso con una pareja anterior. Frases como “que rica estaba la comida recuerdo que mi mama hacia ese plato…” no es para la mujer un halago es una comparación.

7.- Visitar todos los días a su mama.
Las mujeres pueden permitir y no pretenden que el hombre rompa el vinculo familiar, pero es importante que los hombres comprendan que desde el mismo momento que establecen una relación de pareja la madre pasa a ser su segundo punto de atención y aunque algunas personas se van a los extremos y buscan miles de justificaciones el hombre con esta conducta por lo general termina solo y con grandes traumas a nivel emocional.

8.- La falta de aseo personal.
Tanto este punto como el hecho de que el hombre sea desordenado molesta mucho a la mujer, es muy alto el porcentaje de hombres que en la relación de noviazgo esconden este aspecto como medio de conquista.

9.- El incumplimiento de las promesas.
Decir que sacara la basura y no hacerlo, decir que limpiara el patio y no hacerlo, decir que colgara un cuadro y un ano después el cuadro sigue en el piso son ejemplos de situaciones que molestan mucho a las mujeres.

10.- El acto sexual rapidito…rapidito.
Para la mujer involucrar sentimientos en la relación es muy importante, muchos hombres en la medida que la relación lleva tiempo convierten el acto sexual en una satisfacción física olvidando el preludio amoroso.

martes, mayo 19, 2009

Hablar de la muerte con nuestros hijos

La muerte provoca en el niño preguntas curiosas: "¿Tendrá frío?", "¿Puede comer?", "¿Sufre?" y otras más profundas: "¿Verdad que cuando nosotros no existíamos, existían los que ahora no existen?", "¿Verdad que cuando se mueran todos los que van por la calle, todos, luego nos moriremos nosotros?".

A los padres todavía nos desconciertan las preguntas que los niños hacen sobre la muerte porque nuestras propias ideas y vivencias sobre ella son muy confusas. Es importante tener presente que no hay respuestas universales a estas preguntas. La muerte es un misterio para todos, y el niño ha de saber que tampoco los padres tenemos respuestas definitivas en este tema, e incluso que no tenemos respuesta alguna.

En el seno de la familia la muerte parece que no tiene lugar, ni siquiera para hablar de ella. Es demasiado fuerte, demasiado duro. Quizás es que los padres tenemos miedo a generar frustraciones innecesarias. Además, ¿quién nos ha formado en este tema a nosotros? Es evidente que existe discrepancia entre la importancia que tiene la muerte para el niño y la dedicación y atención que se le otorga en el ámbito familiar y escolar. Nuestros hijos hablan de pérdidas y de muertes, matan de vez en cuando a sus juguetes y juegan a morirse para resucitar con oportuna diligencia.

El desarrollo de la psicología evolutiva de la idea de la muerte en los niños.

Muchos investigadores han observado que el niño capta lo esencial de la muerte, pasando por una secuencia que consta de tres fases y que sintetiza los diversos modelos de psicología evolutiva de la idea de la muerte en los niños:

1ª fase: desconocimiento absoluto de la muerte.

2ª fase: descubrimiento real de la muerte del otro.

3ª fase: descubrimiento de la propia muerte.Si hacemos referencia a las edades, parece que antes de los 3 años no hay ninguna idea sobre la muerte, y a los 4 años su concepto es aún bastante limitado. Desde los 5 hasta los 9 años los niños captan la muerte como un acontecimiento definitivo que les sucede a los demás, pero no a ellos. No es hasta los 10 años y en adelante que la muerte ya se ve como un acontecimiento inevitable para todo el mundo y se asocia al cese de las actividades físicas.

Las reacciones emotivas más comunes del niño ante la muerte de una persona querida.

Las reacciones emotivas del niño y de la niña ante la muerte de una persona amada son similares a las del adulto, aunque se expresan de otra manera. Las más comunes son: tristeza por lo que ha pasado, rabia por haber sido abandonado, miedo a que le dejen solo, temor a que también pueda morir el progenitor superviviente y sentimiento de culpa por haber provocado la muerte.

Hay tres preguntas que, verbalizadas o no, el niño se hace: ¿He provocado yo la muerte? ¿Me pasará también a mí? ¿Quién cuidará de mí, ahora? Posibles respuestas a la pregunta "¿Dónde va una persona cuando ha muerto?" A la pregunta más habitual: ¿Dónde va una persona cuando ha muerto?, la mayoría de niños responden reproduciendo aquello que ven y sienten, "que los entierran, que la gente está triste, que van al cielo…", aunque algunos niños inventan nuevos lugares donde ir cuando morimos: "se queda viviendo en una estrella" y otros expresan sus vivencias personales: "estoy muy triste, ayer murió mi abuelo". En cualquier caso, la respuesta del cielo es un excelente referente, tanto desde el punto de vista cultural como trascendente. Puede ser un lugar tranquilo, donde hay paz, alegría, felicidad, o bien un estado (depende de la edad del niño) en que la persona ausente se siente feliz, no padece, sigue queriéndonos y nos protege.

En cambio, es importante eludir la referencia a viaje cuando hablamos de la muerte. La persona que va de viaje acostumbra a volver siempre, aunque sea tarde, y la persona que ha muerto no volverá nunca. Las dos informaciones decisivas que más tarde o más temprano un niño necesita saber son que la persona amada no volverá y que su cuerpo está ubicado en un lugar concreto o bien reducido a cenizas si ha sido incinerado.

Cuando los niños han de enfrentarse a la vivencia de la muerte, el equilibrio entre las emociones, la reflexión y la acción deviene sumamente vulnerable: si alguien ha hecho un trabajo previo de prevención, el niño tendrá más recursos para asumir y superar la ausencia de su ser querido. Finalmente, es necesario tener en cuenta que los niños observan y captan nuestras actitudes, nuestra angustia, nuestra serenidad, nuestra tristeza, nuestra paciencia, en definitiva, nuestros valores. Es, pues, necesario, poder hablar sobre la muerte en el seno de la familia, de un modo transparente y abierto, sin tabúes ni miedos. El objetivo es despertar la necesidad de introducir en nuestro marco familiar una auténtica pedagogía de la vida y de la muerte.

Diez consejos importantes para padres divorciados


1. Nunca desacredite a su ex-cónyuge delante de sus hijos, ya que ellos se sienten "parte de su mamá" y "parte de su papá", con lo que la crítica puede dañar su autoestima.

2. No utilice a sus hijos como mensajeros entre usted y su ex-cónyuge. Cuanto menos se sientan ellos parte de la pelea entre sus padres, mejor entenderán la situación.

3. Tranquilice a sus hijos haciéndoles entender que ellos no tuvieron ninguna responsabilidad en la separación. Muchos de ellos asumen como propias las causas de la ruptura.

4. Anime a sus hijos a que vean con frecuencia a su ex-cónyuge. Haga todo lo posible por estimular las visitas.

5. En cada paso de su divorcio, recuérdese a si mismo que sus propios intereses no son los de sus hijos, por los que no debe incluirlos en ninguna negociación.

6. Sus hijos pueden ser estimulados a actuar como su “corresponsal” en la casa de su ex-cónyuge. Trate de no pedirles que le cuenten nada que no sea del interés de ellos. Deje a sus niños ser niños.

7. Si usted siente que no puede asumir el trance de la separación con calma y responsabilidad, pida asesoramiento terapéutico urgente. Sus problemas pueden trasladarse a sus hijos, complicándoles aún más el poder enfrentar con éxito la situación.

8. Si usted es un padre responsable, debe pasar a la madre los “alimentos” de su hijo, en forma mensual y sin interrupciones. Sepa que de no hacerlo, el perjudicado será su hijo (mucho más que su ex-esposa), que además de tener que enfrentar una situación familiar compleja, deberá soportar faltas materiales, lo cual puede tener un efecto permanente por el resto de sus vida.

9. Si usted es una madre responsable, y no está recibiendo los “alimentos” por parte del padre, no traslade su enojo a sus hijos. Esto alimenta en ellos el sentimiento de abandono, y los pone en situaciones muy difíciles.

10. Dentro de lo posible, no efectúe demasiados cambios en la vida de sus hijos. Si además de soportar la separación deben cambiar de residencia y de escuela, tardarán mucho más en superar el trauma del divorcio de sus padres.

Fuente: enplenitud.com

EL HIJO DE PADRES SEPARADOS


Dado el elevado número de separaciones entre parejas que se producen hoy en día, son muchos los niños afectados por esta situación. Esta situación ha dejado de ser excepcional para pasar a ser bastante habitual.

Además del shock emocional para los padres que supone una ruptura sentimental, éstos cargan con el miedo de cómo toda esa situación repercutirá en sus hijos. Las consecuencias que sufre el hijo de padres separados estará más relacionado:- con las desavenencias familiares previas y asociadas a la separación- y con el papel que hacen jugar al niño en la separación más que con la propia separación. Esto, junto con la edad y la madurez del propio niño condicionarán la forma cómo esta separación influirá en su desarrollo.

POSIBLES REACCIONES DEL NIÑO

- Reacción de ansiedad, e incluso angustia, durante el conflicto y tras la separación de los padres. Suelen sentir miedo.

- Lloran a menudo y esto les tranquiliza. Hay que acompañarles en ese momento, y favorecer esa expresión del dolor que sienten.

- Insisten una y otra vez en el deseo de que los padres vuelvan a estar juntos. Hasta que no aceptan que esto no es posible, se muestran muy tristes e infelices. Acabarán aceptando que esto no es más que una fantasía.

- Algunos se acuerdan del otro progenitor, cuando el que está con ellos les regaña; y desean tanto estar con el otro, que incluso pueden llegar a pensar en escaparse de casa. Llegan a idealizar más al otro progenitor, al ausente, pues sólo recuerda los buenos ratos pasados con éste.

- Probablemente, aparezcan trastornos en el sueño y en la alimentación


COMO INFLUYE LA EDAD Y MADUREZ DEL NIÑO

- Cuanto más pequeño es el niño, dispone de menos mecanismos para elaborar lo que está pasando. En consecuencia, suelen aparecer manifestaciones de ello a través del cuerpo: molestias abdominales, vómitos, dolores de cabeza,...

- Cuando el niño es algo mayor puede sentirse la causa de dicha separación y, por tanto, sentir gran culpabilidad. Suelen aparecer depresiones con fases más agresivas, repercusiones en el rendimiento escolar, regresiones a edades anteriores (vuelven a surgir comportamientos anteriores, de más pequeños,...),...

- En niños ya más mayores, suele desarrollarse una hipermadurez en parte positiva, pero a la vez peligrosa que pretende sustituir al progenitor ausente.


MENSAJES CLAVES PARA RECORDAR AL NIÑO

- La decisión de separarse es exclusivamente de los padres. Ellos han tomado esta decisión porque creen que es lo mejor para todos los componentes de la familia. Los hijos no han tenido nada que ver en esta decisión.

- Los padres no se han separado porque el niño se haya portado mal, pues otras veces lo ha hecho y no ha ocurrido así.

- Resaltar al niño cuántas personas se preocupan por él (abuelos, amigos, profesores,...) y desean que sea feliz. Por tanto, ha de borrar ese miedo que siente a ser abandonado, a quedarse sólo. Cuenta con el cariño de más personas.

- Seguirá disponiendo de ambos padres, en todos los aspectos que él precise, aunque ya no vivan juntos.

- Siempre que le preocupe algo o se sienta mal, podrá hablar con los padres; ello le hará sentirse mejor.

- Aunque los padres se hayan separado, el niño puede igualmente amar y ser amado; no tiene por qué repetirse esa situación siempre.

- Los padres demuestran su amor de muy diversas maneras. Pero puedes sentir que tus padres te siguen queriendo si intentan estar contigo todo el tiempo que pueden, si te ayudan cuando lo necesitas y si te escuchan.


MENSAJES CLAVES PARA LOS PADRES

- No caer en la sobreprotección del hijo por pena; se le ha de seguir tratando como a un niño "normal" de su edad. Si no "no le ayudaremos a crecer", acabará comportándose de forma inmadura y más infantil de lo que le corresponde.

- Todas las personas tienen virtudes y defectos; también los padres. Hablar con el niño del otro progenitor con argumentos reales, sin caer en la ficción.

- Es preferible que, los días de encuentro, no se llenen excesivamente con actividades, pues si se ocupa el tiempo en hacer demasiadas cosas, no hay tiempo para charlar, comunicarse,...

- Los puntos más conflictivos de los padres tras la separación suelen ser: los hijos, el dinero y las nuevas relaciones. Intente ser objetivo y no intentar poner al hijo de su parte. Hay que intentar solucionar estas cuestiones, sin involucrar a los hijos.

- Es preferible para los niños, que vuelva a constituirse una familia compuesta por hombre y mujer, aunque uno de ellos no sea el verdadero progenitor; ello reparará los vínculos dañados, aunque requerirá tiempo la aceptación de esa nueva situación por parte de todos.

¿SABE USTED EL DAÑO QUE CAUSA EL CIGARRILLO A SUS HIJOS?


Cuando en la década de los ochenta comenzó la campaña contra el cigarrillo porque se había probado el daño que causaba fumar, la advertencia se dirigió hacia los fumadores adultos. Nadie pensaba entonces que también afectaba la salud de los demás, ¡hasta la de los fetos!

En los Estados Unidos, donde más fuerte ha sido el esfuerzo para convencer a la gente de que fumar es atentar contra la salud, y hasta contra su vida, ahora los pediatras quizá sean los especialistas que mas estén luchando contra los fumadores. Los parteros y los médicos de niños se están enfrentando diariamente con recién nacidos que vienen al mundo con los estragos provocados por la nicotina que llego hasta el útero de la madre, y con niños y adolescentes que empiezan a sentir los síntomas del daño causado por el cigarrillo.

Algunos especialistas en salud publica, han hecho un estimado sobre cuantas muertes y enfermedades se evitarían entre los niños si las personas dejaran de fumar. Al ver el resultado, forzosamente se llega a la conclusión de que esta en nuestras manos la prevención de la causa controlable que más pone en peligro la salud y la vida de los niños, aun antes de nacer.

A continuación le ofrecemos el impresionante estimado sobre como se protegería la salud y la vida de los niños- y de los mayores- en una sociedad sin fumadores:

-19% menos desprendimientos de la placenta.
-22% menos niños nacidos pesando menos de lo normal.
-33% menos niños nacidos con enfermedades del corazón.
-41% menos muertes de bebes entre 1 mes de nacidos y 5 años de edad.
-90% menos casos de cáncer de los pulmones.

Por otra parte, ¿ha pensado usted la cantidad de dinero que se convierte en humo?

Por ejemplo, tomando como base el costo de un paquete de cigarrillos en los Estados Unidos, un hombre que entre los 35 y 39 años fuma dos paquetes diarios, gastara un estimado de unos seis mil dólares (dependiendo de cómo fluctúe el precio del producto).

NO EXISTE VACUNA CONTRA EL CIGARRILLO

Nos sentimos tranquilos cuando, apenas nace el bebe, lo vacunan contra la polio, la difteria y una serie de enfermedades que se pueden evitar en esa forma. Pero, desgraciadamente, ese no es el caso cuando se trata de las consecuencias que un niño sufrirá cuando hereda los efectos de los fumadores, o cuando empieza a fumar muy temprano.

Aunque se sabe que hace daño, y la mayoría de la gente lo acepta, hay millones de personas que fuman. En Norteamérica se estima que son unos 50 millones y una gran parte de ellos son adolescentes. Para ellos es símbolo de haberse convertido en adultos, y como físicamente los efectos no son preocupantes las consecuencias a largo plazo si’ lo son. Quizá’ porque fumando se cree adulto, el niño empieza desde temprana edad, y se puede predecir que es un candidato para comportamiento problemático cuando llega a la adolescencia, como tomar en exceso, probar drogas y realizar sexo precoz. Se da el caso de que chicos y chicas que a los 18 años beben y toman drogas, habían empezado a fumar a los 12 años.

Aun cuando el cigarrillo no lo lleve a esos excesos, se van a encontrar que llegan a la mayoría de edad con el peligroso habito’ de fumar bien desarrollado y muy difícil de dejar. Para el vicio de fumar la única vacuna es tratar de no encender el primer cigarrillo, pero como la mayoría de los niños lo hacen y cuando llegan a la adolescencia ya tiene él habito, la solución al problema esta en manos de los padres. Como se trata mas bien del comportamiento del niño y no de una enfermedad, quizá hasta ahora los pediatras no le hayan prestado mucha atención a la posibilidad de que tras el malestar del niño que llega al consultorio esta el cigarrillo de la mamá o del papá o de ambos.

EL FUMADOR INVOLUNTARIO

Los efectos de una exposición involuntaria al veneno del tabaco (porque en realidad se trata de un veneno) empieza en el útero de la madre. Cuando una mujer embarazada se expone al humo del cigarro o fuma disminuye la cantidad de oxigeno que llega al feto. Cuando lo hace la concentración de monóxido de carbono en la sangre del feto es suficiente para afectar la capacidad de oxigeno que puede recibir. La Nicotina reduce la cantidad de oxigeno que le proporciona la madre, y la concentración elevada de monóxido de carbono afecta la capacidad del feto para utilizar el oxigeno que tenga disponible. El resultado de esta falta de oxigeno crónica hace que los bebes de madres que fuman durante el embarazo, nazcan con menos peso, sean mas pequeños, y sean mas propensos a sufrir contratiempos en su desarrollo.

Estudios confiables sobre el síndrome de muerte repentina o muerte súbita en los bebes han indicado una relación entre ese fenómeno y madres que fuman durante el embarazo. Otro grupo de investigadores ha estudiado la relación entre antecedentes de madres fumadoras y la necesidad de hospitalización durante la niñez debido a neumonía y a bronquitis. A mayor numero de cigarrillos diarios, mayor la incidencia de estas afecciones.Los problemas respiratorios en la niñez también se han asociado con el ambiente creado por fumadores en el hogar. El asma uno de los problemas más agudos cuando el niño vive entre fumadores.

En trabajos realizados en la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, se ha demostrado que el habito de fumar en los padres afecta la función de los pulmones en los niños entre 5 y 9 años. El crecimiento y el aprendizaje también sufren cuando los padres fuman y el daño es todavía mayor si el niño empieza a fumar, a escondidas casi siempre. En Finlandia un grupo de científicos comparo el rendimiento en la escuela entre niños de 14 años hijos de madres que fumaron durante el embarazo, con un grupo de la misma edad cuyas madres no lo hicieron. Comprobaron que aquellos que sufrieron el efecto de la nicotina en el útero, o que empezaron a fumar durante la niñez, mostraron un rendimiento inferior, que pudo medirse a pesar de que la diferencia fue pequeña.

En resumen, no hay duda de que la salud y el desarrollo de los niños se afectan en un hogar de fumadores en el que ellos son los "fumadores pasivos".Si usted logra que sus hijos no adquieran el habito de fumar habrá conseguido algo importantisimo para su salud. Quizá le parezca muy difícil, pero no es imposible con una estrategia bien pensada.

LA EDAD CRÍTICA

A los 14 años, cuando más o menos comienza la adolescencia, es cuando el chico y la chica pasan a ser fumadores activos. Es precisamente el periodo de transición, se sienten adultos y el cigarrillo es un símbolo de su independencia. Ven al papá o a la mamá fumar y ya quieren ser como ellos, grandes y "muy machos" Empiezan a fumar abiertamente y entonces se forman los hábitos que duran toda la vida. Por eso, para los padres es muy importante entender por que a los adolescentes les atrae el cigarrillo.

Durante la década de los setenta los médicos dejaron de considerar como adolescentes rebeldes a los chicos y chicas que empezaban a fumar en esa edad critica. Ahora analizan la causa de ese impulso para establecer factores que contribuyen a la iniciación de un nuevo fumador. Los más importantes son el ambiente, la personalidad y el comportamiento.

Indudablemente son muchos los factores que contribuyen a que sus hijos adquieran el peligroso habito de fumar. No obstante hay dos que han sido identificados como los mas determinantes en los adolescentes:- la influencia de los padres, y la de sus amigos.

Los padres deben recordar que si nunca han fumado, si son fumadores o si dejaron de fumar, han creado el modelo que sus hijos tienden a imitar. Esa imagen es muy fuerte y muy influyente en ellos, empieza a formarse durante la niñez y va creando actitudes de aceptación o de rechazo hacia el cigarrillo. Por ejemplo, hay niños de primer grado cuyos padres fuman que encuentran muy natural fumar, para ellos es aceptable. Pero no saben hasta donde pueden llegar las consecuencias ya que los niños tienden a imitar a los padres y por ahí, es donde el niño adolescente se ve con las ganas de fumar y luego todas sus consecuencias. Es decir, la actitud de los padres puede cambiar notablemente el riesgo de que el niño se convierta en un fumador empedernido con todas sus consecuencias.

La influencia de los amigos es muchas veces la que hace que sus hijos empiecen a fumar. Es difícil que un chico diga no cuando esta en un grupo de amigos que le ofrecen cigarrillos constantemente. Ya que después lo pueden sacar del "grupo" o decir que es un "santito" Es una labor delicada para los padres alertar a sus hijos contra la tentación de encender el primero. No obstante, es un esfuerzo necesario que ayudara a proteger la salud de sus hijos y usted, mejor que nadie, sabrá como hacerle comprender el daño que hace echar humo. Si lo cree conveniente, busque ayuda profesional para lograr su propósito.

Espero que Ustedes sepan cuanto se batalló para poder colocar letreros de ¡NO FUMAR! En cines, teatros, museo, hospitales, vehículos de transporte, restaurantes, oficinas, plantas, talleres, bodegas, y toda instalación que este bajo techo y que sea de uso colectivo, fueron años de estudios, de convocatorias, de investigación y es que ahora se concluye después de todas estas investigaciones que el humo del tabaco contiene mas de 4,000 sustancias químicas. Las más peligrosas son: La nicotina, el monóxido de carbono, el alquitrán, el butano, el cianuro y el amonio. Con semejante cantidad de sustancias, prácticamente todos los órganos del cuerpo se afectan. Es por eso que las autoridades de Salud han clasificado al tabaco como el enemigo número 1 de salud pública.

EL TABACO ES RESPONSABLE DE:

- 1 de cada 5 muertes que se han producido en el mundo entre los años 83-93
- 9 de cada 10 tumores y enfisema de los pulmones
- 7 de cada 10 muertes por enfermedades del corazón
- Los fumadores tienen 22 veces más riesgo de padecer de algún tipo de cáncer y el doble de riesgo de tener un infarto a los 56 años que los no fumadores
- La nicotina del cigarro produce una drogadicción mas fuerte que la que ocasiona la cocaína o la heroína, por eso a los fumadores les cuesta tanto dejar de fumar
- El Humo del tabaco no solo afecta al que fuma, sino que es también dañino para las personas que conviven con los fumadores ya sea en la casa o en el trabajo.
- Los niños de madres fumadoras o que viven en ambiente contaminado de humo (aunque no fume enfrente de ellos, ya sea con la ropa impregnada de humo) tienen mayores posibilidades de nacer con bajo peso, de padecer problemas respiratorios frecuentes ya sea tos crónica, rinitis o asma.
- El mal aliento es mas frecuente en los fumadores.

Estos Comentarios son parte de los muchos estudios que se han hecho sobre el tabaco en todo el mundo. Pareciera entonces que prohibir fumar en ciertos lugares, es una sana disposición que vale la pena hacer respetar.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS PARA LA SALUD DEL TABAQUISMO INVOLUNTARIO?

Ahora vamos a ver que es el Tabaquismo involuntario y que todos lo que no fumamos, sin temerla ni deberla estamos expuestos a el.El tabaquismo involuntario ocurre cuando los que no fuman (no fumadores) son expuestos al humo del tabaco de los que si fuman (fumadores) en un ambiente adjunto. Este tipo de humo, a veces llamado el humo de segunda mano (secondhand smoke), viene de dos fuentes: el humo de corriente principal (mainstream smoke) se expulsa de la boca del fumador después de que haya sido inhalado en los pulmones; el humo de corriente secundaria (sidestream smoke) se emite de la colilla del producto del tabaco. Dado que el humo de tabaco se dispersa muy fácilmente, usted no tiene que estar físicamente cerca del fumador para recibir aire contaminado. Los fumadores involuntarios son expuestos al humo de las corrientes principal y secundaria considerablemente menos que los fumadores; sin embargo, el nivel todavía puede ser peligroso.

Ahora, ¿Por qué el tabaquismo involuntario es peligroso para los que no fuman? Ambos el humo de corriente principal y de corriente secundaria contienen mas de 4,000 compuestos. Cuatrocientos se conocen ser toxinas, y 43 han demostrado causar cáncer. Con la excepción del asbesto, el humo de segunda mano causa más defunciones que todos los otros contaminantes transportados por el aire reglamentados por la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency) combinados, según la Asociación Americana del Cáncer (ACS) (American Cancer Society).

El humo de corriente secundaria, que representa cerca de 85 por ciento del humo generado por los fumadores, puede ser el mas insalubre de las dos formas del humo de segunda mano. A diferencia del humo de corriente principal, este tipo de humo no es filtrado – ya sea por un filtro en el producto de tabaco o por los pulmones del fumador- antes de que se inhale. El humo de corriente secundaria, entonces, contiene concentraciones mayores de los compuestos peligrosos. Los riesgos primarios para la salud asociados con el tabaquismo involuntario son los mismos en cuanto al tabaquismo activo: el cáncer del pulmón y la cardiopatía.

Hay poco convenio en la comunidad científica en términos de cuanto riesgo confrontan los fumadores involuntarios, pero correlaciones se han extraído entre el tipo de humo respirado (es decir, filtrado o no filtrado y el contenido de nicotina y alquitrán), el tamaño de la habitación, la tasa de ventilación y la duración de la exposición. De los mas de 35 estudios sobre los efectos del tabaquismo involuntario realizados hasta ahora, muchos se han centrado en la salud de las esposas que viven con esposos que fuman comparada con la salud de las esposas que viven en hogares libres de humo. Un cuerpo de investigación –el de Stanton Glantz de la Universidad de California en San Francisco- indica que el vivir con un fumador aumenta el riesgo del no fumador para el cáncer del pulmón por 30 por ciento y el riesgo de la muerte por cardiopatía por 20-30 por ciento, según el ACS.

Además, el humo de segunda mano puede agravar ciertas enfermedades, como el asma, y deteriorar la circulación sanguínea. Los niños expuestos al humo de segunda mano están en mayor riesgo para los resfriados, los problemas respiratorios, las infecciones del oído y una función del pulmón reducida.

¿Cómo se pueden proteger aquellas personas inocentes que están expuestas a los peligrosos humos que emiten los que fuman?

Primero que nada evite a los fumadores, especialmente en áreas cerradas. Si usted tiene miembros de su familia o "amigos" pídeles que fumen fuera cuando vayan a tu casa y nunca permitas que fumen en tu automóvil, y no permitas también que las muchachas que cuiden a tus hijos fumen.

Vamos a ver algunos conceptos del cigarro: ¿Qué otro producto vendido tiene la siguiente advertencia? "ESTE PRODUCTO PUEDE SER NOCIVO PARA LA SALUD" ¿Se dejarían las mundialmente famosas compañías tabacaleras que se pusiera este aviso en un producto que es para venta? Obviamente que no, si se pone es porque ya se ganaron un montón de juicios demostrados a todas luces que el cigarro no es nocivo para la salud si no debe de decir es muy nocivo para la salud. La publicidad de los cigarrillos en la televisión, el cine o la prensa siempre muestran al fumador como un joven saludable, atlético viril y exitoso, ¿por qué no lo muestran 20 o 30 años después cuando este en un hospital con cáncer de pulmón? O a la madre después de haber tenido un bebé hipotrofico (de bajo peso al nacer)

¿POR QUÉ FUMA LA GENTE?

El primer cigarrillo es un momento histórico en la vida de una persona, incluso si hace toser, sabe mal, da nauseas o irrita los ojos. Con frecuencia es considerado como una iniciación a la edad adulta imitando frecuentemente a los padres, querer parecerse a ellos, y también un mal necesario para poder ser aceptado por su grupo de amigos, en la escuela o en el trabajo. es una manera de demostrar "que la niñez a quedado atrás"Después, el fumar puede ofrecer un cierto grado de relajación, placer, y mejora la vida social, ¿ pero por cuanto tiempo? Tal vez su sabor no sea bueno pero rápidamente se convierte en un habito. Prender un cigarrillo se convierte en un reflejo automático: después de comer, cada vez que se encuentran tensos, cuando se esta en compañía de otros fumadores, para mantener la calma, aumentar su confianza o simplemente para mantener ocupadas las manos y la boca.

¡Los padres que fuman tienen hijos que tosen! Los niños fuman pasivamente cada vez que Ud. prende un cigarrillo. Una hora dentro de un ambiente lleno de humo equivale a fumar 5 cigarrillos diarios. Fumar en casa incrementa las infecciones de las vías respiratorias superiores en niños (infecciones de oídos, bronquitis, asma). Los niños asmáticos cuyos padres fuman tienen menor capacidad pulmonar y más ataques de asma que aquellos que viven con padres no fumadores.

LOS PADRES QUE FUMAN, ¡TIENEN HIJOS QUE FUMAN!

Los niños empiezan a fumar hacia los 12 años y generalmente porque quieren imitar a los adultos, incluyendo a sus padres. El noventa por ciento de todos los fumadores comienzan antes de los 18 años. Cada día 5.000 niños prenden un cigarrillo por primera vez. Los padres que no fuman tienen mas posibilidades de tener hijos que no fumen. ¡Por que no dar el ejemplo a sus hijos! Y los hijos que fuman tienen un alto índice de inclinarse hacia las drogas. ¿Ahora esta convencido que fumar es peligroso? ¡QUE BUENO, LO FELICITO!

Ahora felizmente esta decidido a dejar de fumar. Nadie puede hacerlo por usted. Debe de hacerlo por sí mismo. Cuando haya dejado de fumar, descubrirá nuevos placeres de la vida. La comida ya no sabrá siempre igual, su respiración mejorara rápidamente, al igual que su desempeño en muchos campos, su casa, oficina, automóvil ya no tendrán al mal olor a cigarro, lo más importante de todo vivirá mas años, disfrutara mas a su familia y con menores problemas médicos y ahorrara dinero.

Si deja de Fumar otros a su alrededor se verán motivados a hacerlo. Espero que haya terminado de leer y si es usted un fumador lo que haya leído le haga pensar un poco reflexionar sobre su salud, sobre su familia, sobre sus amigos que no fuman que al estar con usted tiene que fumar pasivamente. Si no lo quieres hacer por ti, ¡deja de fumar por tus hijos, tu familia o tus amigos!

domingo, mayo 10, 2009

El dinero que damos a los hijos.


Quiere ropa que sea de marca, está empeñado en que le compres una moto, no para de pedir. Son síntomas claros de un problema y la solución no es exclamar que los jóvenes de hoy lo quieren todo. Es una manifestación clara que la educación de vuestros hijos tiene una laguna importante que exige que os pongáis a la tarea cuanto antes.

En relación con la educación de los hijos y el dinero hay un debate entre los padres que prefieren dar una "paga" periódica a sus hijos, para que aprendan a administrarse, y los que defienden que dársela tiene más inconvenientes que ventajas. Estos últimos prefieren crear un clima de confianza que permita que sus hijos les pidan dinero cuando crean necesitarlo.

Por mi parte, aun admitiendo las dificultades que puede entrañar, defiendo que debemos darles una paga adecuada a su madurez, teniendo en cuenta tanto la cantidad de dinero como su periodicidad. Con nuestra supervisión y orientación, la administración de la paga se convertirá en un instrumento adecuado para su educación económica. Pero además me atrevo a subrayar que dicha educación es un objetivo educativo importante. Pensemos que si la educación que ofrecemos a nuestros hijos persigue, entre otras, la finalidad de alcanzar su integración social, difícilmente la conseguiran si no disponen de suficiente formación económica en una sociedad con un notable componente económico.

Pero, ¿basta con darles una paga para asegurar su educación? Evidentemente no.

La cuestión es más compleja y será necesario prestar atención a algunos detalles que tendrán que ver con lo que queremos enseñarles del dinero, de cuánto dinero dispondrán, con qué periodicidad lo recibirán, qué gastos correrán de su cuenta, etc.


La edad escolar y el dinero.

Entre los siete y los doce años, cuando ya tiene una visión menos egocéntrica del mundo y es capaz de entender algunos razonamientos y de relacionar algunas consecuencias con sus causas, es el momento de que descubra la relación del dinero con el trabajo y con el cuidado de las cosas. Además de afianzar los aprendizajes propuestos para los primeros años, intentaremos que aprenda un par de cosas más y, sobre todo, que actúe en consecuencia. En concreto, que aprenda que: Si cuidamos las cosas que usamos, evitamos gastos innecesarios y podremos dedicar el dinero a otras necesidades.


El dinero se obtiene a cambio de trabajo.

Es importante mantener algunas de las costumbres que podrían haber adquirido en los años anteriores. En concreto vale la pena que disponga de una "hucha" donde puede meter y sacar su dinero, que no paguemos las compras que realice sino que le demos una cantidad de dinero razonable y que, con nuestro asesoramiento, sea él quien decida cuál de los posibles productos comprará, o también animarle y mantener la costumbre de hacer regalos y de dar una parte de su dinero a causas solidarias. Pero hay que desarrollar otras costumbres nuevas y profundizar en su sentido.

Las siguientes consideraciones y las acciones correspondientes pueden ser un buena guía:

Hacia los siete u ocho años conviene explicarle que a partir de este momento, como ya es bastante mayor, ha de colaborar en algunos trabajos de casa igual que hacemos sus padres y hermanos mayores. Añadiremos que gracias al esfuerzo de todos podemos prescindir total o parcialmente de la ayuda de una persona ajena para hacer esos trabajos y, con ello dispondremos de una cierta cantidad de dinero para que cada uno gaste en lo que prefiera. Por lo tanto, le explicaremos finalmente, a partir de ahora tú te encargarás de estas tareas y tendrás como paga esta cantidad de dinero. A partir de ese momento la paga se convierte en un derecho incondicional. Se da el día fijado al efecto y no se aplaza o regatea. Como consecuencia los encargos de tareas domésticas también son incondicionales. La paga que les demos debería tener una periodicidad semanal. Cuando son pequeños quizá les resultaría difícil hacer previsiones a largo plazo. En todo caso hacia los 12 años se puede hacer quincenal.


La cuantía de la paga ha de ser pequeña.


Es bueno acostumbrar a los hijos a la sobriedad. No es recomendable sobrepasar las setecientas pesetas semanales ni siquiera al final de esta etapa. Dicha cuantía debe aumentarse un poco si incluye algunos gastos necesarios como el material escolar, los transportes necesarios, etc. En ningún caso se debe dar a los hijos más dinero del acordado. Si quiere comprarse alguna chuchería y no tiene dinero, puede esperar y ahorrar.

Puede haber primas económicas por hechos sobresalientes relacionados con hábitos que queremos desarrollar (haber hecho su trabajo sin que le avisen, haber mejorado las notas...). En todo caso han de ser pequeñas cantidades y otorgadas por hechos indiscutibles. Es bueno crear la norma de que quien rompe paga, si es por negligencia. Por lo tanto cuidar la cartera o los libros, jugar a pelota en el salón, etc. son decisiones que pueden tener repercusiones económicas.

Naturalmente nuestro ejemplo en la sobriedad y en el cuidado de las cosas será la condición necesaria.


El dinero y los adolescentes

A partir de los doce o trece años con la progresiva aparición del pensamiento formal y de la capacidad temporal, podemos enseñarles a administrar, a ser previsores y a valorar sus derechos, obligaciones y privilegios.

Debería aprender que:

- Todos tenemos derecho a disponer de dinero a cambio de trabajo, pero no a tener dinero a cambio de nada, eso es un privilegio.

- Hay que administrar el dinero de forma que permita hacer frente a los gastos de un determinado período de tiempo.

Es un momento clave en el que es muy importante no perder ningún logro anterior y afianzarlos con nuevos planteamientos y objetivos. Anotaré algunas sugerencias:

- Seguirá disponiendo de su paga quincenal al principio y luego mensual.

- Deberá ser incondicional y puntual porque hay muchos adolescentes que, a esta edad, les humilla o incomoda tener que pedir dinero.

- La lucha quizá debería sustituirse por una libreta de ahorros.

- La cuantía de la paga mensual debería decidirse, si es posible, por consenso aunque sin superar ciertas limitaciones: que sea escasa para seguir viviendo la sobriedad, que incluya algún dinero suplementario para hacer frente a algunos gastos necesarios (desgaste de material escolar, transporte, etc.), que sea proporcionada al poder adquisitivo de la familia (no es bueno inducir al hijo a llevar un nivel de gasto superior a las posibilidades), que se incremente ligeramente a medida que se hace mayor.

Puede haber ingresos extras por trabajos extras que costarían dinero a la familia (ayudar a pintar las puertas o la pared de una habitación, ayudar en la tienda de su padre algún día de mucho trabajo, etc.). En vacaciones u horas libres, pueden hacer algunos trabajos remunerados a partir de los 16 años.Además de primas, como estímulo o recompensa, puede haber multas por dejar de hacer sus tareas o por el mal uso del dinero. En ningún caso se debe dar a los hijos más dinero del acordado. Si quiere comprar algo y no tiene dinero, puede esperar y ahorrar.

Además de ofrecerle ejemplo, pedirle su opinión a la hora de realizar algunos gastos familiares significativos y valorar con él las relaciones calidad-precio-posibilidades.Para acabar quiero recordar la importancia de ayudar a los hijos de cualquier edad a vivir la solidaridad y generosidad con su dinero y a enunciar, para cuando alcancen sus propios ingresos, la recomendación de que entonces pasen a sufragar en todo o en parte los gastos que ocasionan en la economía familiar.



Articulo escrito por: José María Lahoz García
Profesor de Educación Primaria y de Psicología

Mi lista de blogs

Seguidores