sábado, septiembre 13, 2008

¿Cuándo fue la última vez que castigaste a tu hijo?


Desde la antigüedad el castigo se ha justificado utilizándolo como medio de enseñanza ante conductas y actitudes inapropiadas a juicio de quien lo ejerce. A lo largo de la historia podemos encontrar una gran variedad de castigos, algunos tan graves que en ocasiones comprometían la vida del ser humano.

La palabra castigo es una practica de dominio que le representa al castigador poder, control y opresión, mientras que al castigado le hace sentir dolor, temor e inseguridad. La práctica del castigo se manifiesta en un sistema social violento que sutilmente se ha introducido dentro de los núcleos familiares.

Hoy día podemos encontrar personas en los diferentes estratos sociales quienes justifican al castigo como un medio de enseñanza especialmente aquellos que se le aplican a un niño o adolescente con problemas de conductas.

Entre los tipos de castigos más utilizados por los padres dentro del hogar están:

Castigos Físicos: Estos son evidentes en diferentes partes del cuerpo de la persona que es castigada ya que por lo general se les pegan en las manos, las piernas, las nalgas y la cara con objetos duros como palos, correas o cintos, etc.

Castigos Psicológicos: Esta practica tiene como objetivo oprimir el sentir de la persona castigada, privándolo de actividades, objetos y en ocasiones hasta cierto tipos de comidas que son del agrado de la persona.

Castigos Verbales: En la gran mayoría de los casos son usados a través de la proyección de la voz exagerada, lo que conocemos por gritos. Estas expresiones comúnmente tienen un alto contenido verbal que denigran la seguridad y la autoestima.

Ahora bien, te has preguntado si los castigos realmente enseñan…

Los castigos lejos de enseñar causan un efecto muy negativo en el proceso de formación de los niños y adolescentes, ya que los mismos crean las bases para una malformación de la personalidad, convirtiendo al castigado en personas, tímidas, inseguras, violentas o rebeldes.

La pregunta que más nos hacen los padres cuando tocamos estos temas en nuestro taller “Como combatir la alteración de conducta en los hijos” es, ¿Cómo podemos educar a un niño o joven que tiene un mal comportamiento? Lo que hemos podido comprobar a lo largo de nuestra experiencia en estos temas es que primeramente antes de educar al niño o adolescente de su mal comportamiento debemos educar a los padres a ser buenos educadores, si analizamos el significado de la palabra educar encontramos que esta denota, enseñar, dirigir, instruir, perfeccionar los sentidos, desarrollar la inteligencia etc. Es decir, todo lo opuesto de lo que hace un castigo.

Pero en la realidad el padre que prefiere tomar el camino del castigo en vez el de educar demuestra en la gran mayoría de los casos debilidad del carácter de la autoridad de padre/madre ya que muchas de las veces los castigos son reacciones de los padres de impaciencia, violencia, ignorancia, falta de comunicación y el mas dañino de todo INSENCIBILIDAD y falta de empatía con su hijo/hija.

Pretendo con este articulo hacer un llamado a todos los padres a que elijan en camino de la educación en vez del castigo para influenciar la conducta de sus hijos. El castigo es una práctica bárbara que genera odio y contradice la dulce plática del amor. El mayor tesoro y responsabilidad que Dios nos ha dado con nuestros hijos es el de formarlos sanamente dándonos la responsabilidad de ser los pastores de sus corazones…..ahora te pregunto.

¿Cuando fue la última vez que castigaste a tu hijo/a?

Confió en Dios que después de haber leído este artículo será la última.

Como hablar de sexo con nuestros hijos.

La mayor preocupación de los padres actualmente obedece a como lograr el desarrollo sano y la manifestación correcta de la sexualidad de sus hijos. Este temor que les genera no saber abordar y manejar un tema que para muchos fue una conversación prohibida y que aun después de adultos jamás han tenido con sus padres, es lo que ha motivado la enorme cantidad de preguntas relacionadas con el tema.

Una de las cosas que más me ha impresionado de las consultas hechas por los padres referentes al tema, es ver como los dogmas que tienen inculcados por instituciones que supuestamente fueron creadas para orientar a la familia, los están afectando enormemente, muchos de ellos tienen inseguridad, temor e incluso culpa por procurarse y educarse en un tema tan importante como es la sexualidad. Estas instituciones están causando un grave problema en la comunicación que debe tener un padre con sus hijos, siendo increíble pero cierto, que estas mismas instituciones (según de ayuda familiar), no han adoptado los cambios sociales y generacionales que se han venido suscitando a través del tiempo. Las manifestaciones actuales como la música, el cine, la TV, la ropa, los videos juegos, etc., están bombardeando a sus hijos con mensajes de alto contenido sexual, llevando a muchos niños en tempranas edades a exponerse a experiencias que lo llevaran al sufrimiento y la desdicha, si no son orientados correctamente por sus padres.

He englobado en 4 aspectos importantes aquello que considero que los padres deben aprender en su rol de formador y educador de sus hijos con respecto al tema, cada uno de estos aspectos contiene pautas importantes que deben ser analizadas y en las cuales se reflejan las 4 etapas de desarrollo de sus hijos, por lo cual, es importante que también se preocupe por conocer estas etapas del desarrollo, las características mas importantes y las manifestaciones que son normales en cada una de ellas, para así contribuir y reforzar positivamente la información que este articulo conlleva, con la finalidad de formar un adulto sano. Los aspectos son los siguientes:

PRIMERO: Todo padre debe reconocer y trasmitirle a sus hijos que la sexualidad es una parte representativa de la identidad de un individuo, es decir, es donde nuestro ser adquiere el don, la manifestación del ser y el rol que debemos desempeñar en la vida, “ser hombre o mujer”. Una comprensión clara de este principio por parte de los padres ayuda a los hijos desde sus comienzos en la vida a pasar sanamente por las diferentes etapas de su evolución sexual.

Cuando un ser nace, es decir, cuando aun se es bebe, no existe conciencia de su condición sexual, este “descubrimiento” se realiza mediante un proceso paulatino durante los primeros 7 años de vida y es allí, donde los padres pasan a tener el mayor peso en la educación y el ejemplo adecuado del rol que tanto hombres como mujeres deben desempeñar en la sociedad. En esta etapa del desarrollo, los niños comienzan a experimentar curiosidad en las diferencias que existen con el sexo contrario, siendo normal este sentido de la curiosidad el cual si es cubierto y abordado correctamente no tendrá mayor relevancia; pero si no lo es, puede marcar al niño en una mala formación y en un comportamiento futuro que le causara mucho sufrimiento.

Frases simples por parte del papá y la mamá como, “donde esta el hombre o la mujer mas pequeñito/a de esta casa” al referirse al bebe o al niño le ayudara a su hijo/a en ir identificándose con su identidad sexual, la vestimenta adecuada al sexo, los juguetes, las conductas equilibradas y las manifestaciones sanas de la sexualidad de sus padres, marcara lo que los niños serán por el resto de sus vidas. Son estos pequeños espacios y acciones las bases de la comunicación sexual entre padres e hijos y serán la base de la manifestación que tengan a su vez en la sociedad.

Es importante señalar que la sólida relación de pareja y la participación de ambos padres (hombre y mujer) va a jugar un rol extremadamente importante dentro de la formación de los hijos. La naturaleza sabiamente a designado a cada uno un rol para continuar con la humanidad y si no se esta preparado para educar a un niño(a) en su rol como hombre o mujer es señal que esa incultura y falta de conocimiento seguirá alimentando el crecimiento de la promiscuidad y la homosexualidad.

Los padres, es decir papá y mamá, tienen que jugar un papel y un rol mas activo en este proceso de descubrimiento de sus hijos, son los padres los que deben tomar la iniciativa de comenzar el proceso de comunicación a través de acciones y roles dentro del hogar. No se trata del machismo o la liberación femenina, se trata del desarrollo y la manifestación física, psicológica, emocional y espiritual que tanto hombres como mujeres tienen como don y son características del sexo con el cual nacemos y nos diferencian unos de otros. Existen conductas y desempeño de roles que cada uno debe tener sin la competencia y entendiendo que mientras mas aprendamos y moldeemos nuestro comportamiento, mejor y mas sano ser el futuro de la humanidad.

SEGUNDO: Todo padre debe reconocer que sus hijos van a manifestar conductas sexuales en la etapa de la infancia por repetición de lo que observan en su medio ambiente.

Estas conductas pueden ser apropiadas o inapropiadas con la edad. Frecuentemente podemos ver que un niño o niña manifiesta una conducta sexual inapropiada cuando estos están expuestos o han observado la misma en el medio ambiente en que se desarrollan, manifestando dicha conducta por repetición. De igual forma pueden expresar una conducta sexual apropiada cuando sus padres tienen la empatia suficiente para percibir y entender el grado de curiosidad de sus hijos y abordar el tema en el momento preciso, dando una orientación adecuada de acuerdo a la situación que se este presentando y a la edad que tenga su hijo. Un ejemplo de una conducta inapropiada aprendida podemos verla en un niño/a de 6 años que besa en la boca a otro de su mismo sexo, si ha tenido la experiencia de ver esta acción en la televisión o en el medio donde se desarrolla, puede buscar ver las partes intimas de otros niños e incluso tocarlas, también puede tratar de ver a sus padres desnudos o a si mismo con frecuencia. La reacción de los padres ante estas conductas es lo que hará que el niño comprenda y aprenda a manifestar las conductas apropiadas según su etapa del desarrollo en la cual se encuentra.

Muchos padres que viven estas experiencias con un hijo/a se alarman equivocadamente pensando que sus hijos/as tienen tendencias homosexuales y en muchos de los casos las conductas por parte de los padres de corrección no son las mas apropiadas y correctas, reforzando entonces aquello a lo que tanto le temen. Como mencioné anteriormente el infante no tiene la más mínima idea de lo que es la homosexualidad, el sexo, etc. y sus acciones son motivadas por un proceso de aprendizaje instintivo a través de la repetición, estos actos solo los alimenta la curiosidad y están basados en la inocencia del niño/a.

En esta etapa evolutiva de la sexualidad de nuestros hijos los padres deben tener un sentido de alerta sobre lo que sus hijos ven y escuchan, lamentablemente la información que ellos están recibiendo está cada día más distorsionada y estimulante a actividades sexuales malsanas. En la medida que sus hijos se van desarrollando ustedes los padres deben ampliar el espectro de comunicación con ellos con respecto a la sexualidad, deben ser cautelosos e inteligentes para manejar sabiamente todas las situaciones que ellos enfrentaran y estarán expuestos, siempre teniendo conciencia que la maldad se enseña y que los niños no nacen con ella, por lo cual no hay razón para castigarlos por cosas que no comprenden y que no son buenas o malas en su estado de conciencia, ese juicio es hecho por los adultos y las reacciones que se tienen ante sus comportamientos.

TERCERO: Todo padre debe reconocer y transmitirles a sus hijos/as la diferencia que existe entre sexualidad y coito.

Lamentablemente muchos padres desconocen cual es esta diferencia, pues bien, la sexualidad como lo han visto en los dos aspectos anteriores refiere a el hecho de ser hombre o mujer acompañado de todas las características que estos roles conllevan y el coito refiere al acto sexual propiamente.

Al final de la tercera etapa del desarrollo nuestros hijos/as comienzan a manifestar el instinto de la atracción sexual adquirido en las dos primeras etapas del desarrollo, así como sus preferencias o gustos por el sexo opuesto, manifestando aquí su sexualidad solo a nivel emocional, en esta tercera etapa nuestros hijos e hijas comienzan con los novios ficticios e idealizados y dependiendo de la forma en que los padres comprendan y aborden esto, sus hijos llegaran adecuada o inadecuadamente a su primer coito, ya que en la adolescencia inevitablemente se incorpora a la interacción emocional, la interacción física.

Muchos de los conflictos que existen actualmente entre padres e hijos en la etapa de la adolescencia radican en la incapacidad comunicacional de los padres por traumas vividos en la niñez, entre ellos el desconocimiento y miedo a hablar del tema con sus padres (aun cuando son adultos) abuso o intimidación sexual, persecución o acusación por parte de familiares y amigos referente al tema, así como por algunos tabú religiosos o simplemente por ignorancia y falta de comprensión de las etapas evolutivas y de desarrollo de sus hijos. Muchos padres tienen relaciones de pareja disfuncionales y sus experiencias de la sexualidad también han sido disfuncionales, por lo cual no tienen herramientas para orientar a sus hijos/as adolescentes que los novios/as son el comienzo de una relación de pareja y deben tener conciencia que la misma es parte de la actividad sexual de todos los seres humanos, siendo esta sana o insana de acuerdo a la forma en que ellos la internalicen y expresen.

Una vez mas el rol de los padres debe estar basado en el conocimiento, la sabiduría, la sensibilidad y una gran habilidad comunicacional, ya que debemos buscar la forma de ser los guías y de contrarrestar tanta publicidad y estímulos que incitan a nuestros hijos a tener coito antes de tiempo, llevándolos a experiencias insanas que marcaran sus vidas y comportamientos en el futuro.

CUARTO: Todo padre debe reconocer y transmitirle a sus hijos que la sexualidad es un impulso neurológico que si no se controla puede traer consecuencias nefastas para sus vidas.

Generalmente es en los finales de la adolescencia o en los comienzos de la etapa de adulto joven donde nuestros hijos como ya lo explique comienzan a experimentar el coito. Cuando esta práctica se realiza solo por el instinto biológico estimulado malsanamente por el ambiente que les rodea es cuando nuestros hijos/as comienzan a correr riesgos de situaciones que pueden ser muy dañinas.

Tener conversaciones con nuestros hijos/as referente al deseo o la necesidad que orgánicamente se genera al estar al lado de la persona que les gusta y como este deseo debe manejarse y controlarse es lo que hará la diferencia y permitirá que tanto hembras como varones se mantengan en la virginidad hasta que estén lo suficientemente maduros y preparados para las consecuencias y cambios que en su vida generara la relación sexual.

Son muy pocos los padres que se permiten el tiempo de tener conversaciones de índole sexual con sus hijos/as, de observar lo que les pasa y la forma en que se manifiestan por el simple hecho de que ya los consideran adultos o tienen mayoría de edad, sin darse cuenta que nuestros hijos/as en todo su desarrollo como ser humano necesitaran de la orientación de sus padres.

Las generaciones de padres actuales están enfrentando situaciones de dolor y angustia con sus hijos/as, motivado a la falta de educación familiar, al libertinaje y sobre todo a la promoción desmesurada de la sexualidad en todo aquello que ven, perciben y escucha su hijos/as, trayendo consecuencias graves como embarazos no planificados en edades muy tempranas, aumento en el numero de niñas que se realizan abortos, enfermedades de trasmisión sexual peligrosas como el SIDA, alcoholismo, promiscuidad sexual, homosexualidad, drogadicción, etc.


CONCLUCION.

Es mucho lo que hay para decir sobre este tema, el análisis de estos aspectos los llevara a despertar un sentido que les ayudara a buscar información. Ser papá o mamá es una función que tendremos para toda la vida, por lo cual sin importar la edad que tengamos tenemos que estar muy preparados para cuando nuestros hijos/as necesiten de un sano consejo o de la intervención de sus padres.

No importa la etapa evolutiva que su hijo/as este, puede ser bebe, puede estar en la infancia, puede ser un adolescente o simplemente puede ser un adulto, si nos educamos y mantenemos mecanismos de comunicación con ellos estos serán hombres y mujeres de bien y si observan en su análisis que todos los aspectos anteriores inician la frase “Todo padre debe reconocer y transmitirle a sus hijos…” la misma fue escrita con el propósito de incorporarles el mandato divino de la educación y la enseñanza familiar, pero esa diferencia se manifestara cuando nosotros como padres tomemos la iniciativa de la SANA COMUNICACIÓN.

Nota: El coito es la cópula o unión sexual entre dos individuos de distinto o del mismo sexo, de la misma o diferente especie animal. En los Seres Humanos el coito es una parte de la relación sexual, e implica la participación de los órganos genitales externos.

Efectos del divorcio en la economia familiar.

Para muchos solo el nombre de este artículo debe hacerlos sentir incómodos, motivado a que han vivido en carne propia estos efectos. Actualmente la tasa de divorcios a nivel mundial es muy elevada, más aún en países donde el poder económico y adquisitivo está presente tanto en el hombre como en la mujer, no siendo este el caso de países donde las mujeres por cultura social, aún dependen de la manutención del hombre y del aporte económico que este pueda brindar al hogar, lo cual las hace aguantar muchas situaciones por su dependencia económica y su baja autoestima.

Una separación en cualquiera de sus manifestaciones permite un desequilibrio a nivel emocional, físico y por supuesto económico, tanto en la pareja como en el resto de los integrantes de la familia primaria y secundaria.

Dentro de los efectos más evidentes que podemos señalar a nivel económico están:

- Perdida del hogar: Por lo general cuando una pareja se divorcia el primer motivo de conflicto es a quien le corresponde la casa donde viven. Independientemente que sea propia o alquilada. "Te iras tú...tú fuiste el/la que fallo" es la expresión común en un conflicto de parejas. En ocasiones este punto es tan grave que si ha existido mutuo acuerdo en la separación esté será el motivo para sentir ira y resentimiento en contra del otro.

- Tutela o Custodia de los Hijos: Aunque muchos se preguntarán que tiene que ver esto con la economía familiar, la realidad es que mucho. La pareja que se queda con los hijos tiene un recargo de gastos que antes eran compartidos entre ambos padres, los hijos de padres divorciados tienden a demandar más cosas producto de la necesidad que les produce la ausencia de alguno de los padres, convirtiéndose en algunos casos en grandes manipuladores de esta situación, sobre todo cuando existe la culpa y el desequilibrio emocional en los padres. Esto sin contar los casos de aquellos padres que se olvidan de sus obligaciones para con sus hijos y donde el otro tiene que asumir toda la carga económica que representa educar y mantener un hijo.

- Perdida o cambio de Empleo: En países como los Estados Unidos es común en una pareja que esta en proceso de divorcio el cambio de empleo y en ocasiones la renuncia al mismo, las razones varían, por nombrar algunas tenemos: la persona gana mucho dinero y tiene que cambiar su ingreso para darle menos dinero de manutención a los hijos, la persona era el principal en las hipotecas adquiridas, en tarjetas de crédito, prestamos, etc. por lo cual en el proceso de divorcio asumió las deudas teniendo un gran desequilibrio en su finanzas personales, la persona experimenta estados depresivos muy fuertes aumentando sus ausencias laborales o descuidando sus obligaciones, entre otros.

- Gastos Legales: En algunos países un proceso de divorcio puede hacerse directamente por los afectados en organismos del estado, sin embargo en la gran mayoría se requiere contratar los servicios de un abogado o un bufete dependiendo de la envergadura y el poder económico de los que se están divorciando. Este gasto en ocasiones es in cuantificable y largamente prolongado por los mismos abogados.

- Gastos en Psicólogos, Psiquiatras o Consejeros: Si una persona jamás había visto la posibilidad de ir a un especialista en estas áreas, un divorcio es la mejor justificación para verlos y contratar sus servicios. Por lo general, las personas que se están divorciando experimentan un alto nivel de tensión, agresión, ira, decaimiento, frustración, etc. Muchas de estas personas caen en dependencia química a medicamentos como los antidepresivos, analgésicos, alcohol, drogas, cigarrillo, etc. lo cual les creará en el futuro un gasto económico mucho mayor.

- Comenzar de Nuevo: Tal vez para quienes han pasado esta situación, estén de acuerdo conmigo que esto toma muchísimo tiempo en ocasiones años y en ocasiones las huellas son tan profundas que no llegan a recuperarse jamás. Buscar un nuevo hogar, el depósito para recobrar tu credibilidad, el inicio de un trabajo, el cambio de escuela de los hijos, el tener que verlos solo los fines de semana o cada quince días, etc. es la parte más difícil de una separación, por ello te exhorto a que prevengas el mismo.

Como han podido ver la lista es larga, aquí solo detallo los principales efectos y seguramente después de leer lo anterior podrías pensar que es mejor no divorciarse y aunque me encantaría decirte que tienes razón, en ocasiones el divorcio es la salida más sana para una pareja y para los hijos. La realidad, es que la única forma de prevenir esta situación, es recibiendo una formación adecuada que te permita escoger a la pareja con la cual compartirás tu vida y si ya la tienes, la manera en como aprender a convivir desde quienes son, es educandote para combatir los factores sociales que afectan la relación de pareja, es aprender a consolidar el patrimonio familiar, en fin es conocerte a ti mismo y saber cuales son las características idóneas que debe tener la persona que tú elijas para ser tu pareja.

Creerás que no es posible esto, pues sí lo es...en nuestro Seminario Liderazgo en la Relación de parejas" hemos podido validar esta afirmación, allí hemos visto como parejas que están apunto de tomar la decisión de divorciarse han abierto un espacio para comenzar una nueva vida después de todo el conocimiento que aprenden dentro del mismo y para aquellos que están comenzando la relación la educación en ocasiones ha sido el mejor enriquecimiento, pues es la garantía que tendrán una vida familiar sana y por muchos años.





La relación de pareja y el divorcio.


Hoy día el incremento que se muestra en las estadísticas de divorcio debería llamar la atención de todos. Sin embargo, nos es triste decirlo, pero cada día vemos con más ligereza la manera en que las personas se unen en matrimonio teniendo presentes desde el noviazgo que si no funciona la relación, la opción inmediata es divorciarse. Pensamiento y disposición que lleva a la pareja como primera opción a caer en el divorcio.

Un porcentaje muy alto de noviazgos cortos lleva como resultado un matrimonio o una relación de pareja con carencias. La falta de conocimiento de uno sobre el otro les otorga muchos riesgos en la solidez de la relación, ya que es en la convivencia donde se dan cuenta lo incompatibles que son en todos los aspectos y no queremos decir con esto que deben convivir desde el primer momento en que se conocen, no, lo que queremos decir es que hay aspectos sumamente importantes de educación que deben ser el pilar de toda relación de pareja, por poner un ejemplo, “conocer e incorporar en su vida las 7 conductas que causan equilibrio y garantizan la relación”, “identificar los 5 tipos de relaciones de parejas negativas mas comunes” aspectos desconocidos totalmente por mas de un 90% de las parejas actuales.

Estas relaciones de pareja que se forman sobre bases frágiles, es lo que lleva a incrementar los sentimientos de frustración y de culpa individual en cada integrante de la pareja, repitiendo los mismos patrones de comportamiento en futuras relaciones las cuales por supuesto también serán un fracaso.

Como facilitadores del seminario Liderazgo en la relación de pareja, hemos podido detectar una serie de conceptos errados tanto en hombres como en mujeres que inconcientemente los llevan a una ruptura conflictiva de la relación.

En nuestro trabajo realizado con las mujeres hemos detectado que un alto porcentaje de las mismas tiene un concepto equivocado de lo que es identificar un buen hombre. Esta mala conceptualización, es sembrada inconcientemente en los patrones conductuales de las mujeres desde la niñez, a través de frases y comportamientos repetidos por su círculo familiar así como experiencias vividas en su entorno, entre ellos podemos mencionar las siguientes:

Un buen hombre es…

- Aquel que tenga una buena carrera profesional.
- Aquel que tenga dinero.
- Aquel que le preocupe la familia.
- Aquel que sea bien parecido o atractivo.
- Aquel que sea trabajador.
- Aquel que sea varonil.

Sin embargo, en nuestro trabajo con los hombres hemos encontrado muchos de ellos que poseen estas cualidades, los cuales han fracasado en la relación de pareja por tener también los siguientes comportamientos:

- Son mujeriegos.
- Son violentos en todas sus manifestaciones.
- Son alcohólicos.
- Controladores.
- No ayudan en los quehaceres del hogar.
- No son buenos padres.
- Carecen de valores morales y éticos.
- Utilizan a la mujer como un objeto.

En el caso de los hombres hemos encontrado también malas conceptualizaciones de lo que es una buena mujer, por nombrar algunas de sus ideas:

Una buena mujer es…

- Aquella que es atractiva.
- Aquella que no ha tenido relaciones anteriores.
- Aquella que es buena ama de casa.
- Aquella que viene de buena familia.
- Aquella que atiende bien a los hijos.
- Aquella que es buena administradora con el dinero.

En nuestro trabajo con las mujeres hemos encontrado muchas que poseen estas características sin embargo también han fracasado en la relación de pareja por tener adicionalmente los siguientes comportamientos:

- Son Infieles.
- Inseguras.
- Alcohólicas o con alguna dependencia química.
- Violentas en todas sus manifestaciones.
- Dependientes emocionalmente de la figura masculina.
- Utilizan la feminidad para atraer a otros hombres.
- Manipuladoras.
- Controladoras.

Como podemos ver formar una relación de pareja sana implica tener cierta sensatez, conocimiento y madurez a la hora de elegir una pareja, ya que tanto hombres como mujeres podemos equivocarnos cuando respondemos solamente a aquellos patrones conductuales en que fuimos formados, la única manera que tenemos para contrarrestar la cultura del divorcio es a través de la educación, es decir, aprender de todos aquellos conocimientos que muchas instituciones ofrecen los cuales están encaminados en fortalecer y solidificar la base de la familia que es “la relaciones de pareja”.

El tema de la relación de pareja y el divorcio es muy amplio y complejo y te sorprenderías cuanto de ti mismo(a) podrías descubrir y aprender de el, así mismo sabemos que este conocimiento te permitirá no solamente fortalecer tu relación y prevenir conflictos, sino también te permitirá reconocer y ayudar a tus hijos, familiares o amigos en la conformación de una relación de pareja sana la cual ira disminuyendo las altas estadísticas de divorcio.

Si quieres conocer otras estadísticas y datos que pudiesen ser de tu interés con respecto a las relaciones de pareja te invitamos a visitar nuestra pagina del seminario (Liderazgo en la relación de pareja).

Autores: Yuri y Benita Caballero.

¿Tener conflictos con un adolescente es algo natural?


Ciertamente la manera en que se ha formado la familia ha convertido el conflicto entre padres e hijos en algo natural, por generaciones se han alimentado patrones de comportamiento que están enfocados únicamente en empeorar los desacuerdos, sin darse cuenta, que el verdadero problema radica en la forma en que se enfrentan y manejan las diferencias que se tienen con los hijos.

Sabiamente, todos los seres humanos son diferentes, cada integrante de una familia es único, por lo cual, percibe las cosas de una manera distinta y las enfrenta muy particularmente. Según la edad y la etapa del desarrollo en que se encuentra su hijo hay situaciones conflictivas que no se pueden evitar, lo importante es comprender que para resolver el problema no se debe atacar el hijo sino la situación que se está viviendo.

Las ofensas, son armas que se utilizan frecuentemente para atacar y defender una posición; dañando y agravando la situación de conflicto y por lo general llegando a destruir la relación entre padre e hijo. El uso de las ofensas es un mal hábito social, adquirido por la familia durante generaciones, recuerde que cuando se está enojado es imposible pensar y comunicar con la debida claridad y exactitud lo que quiere expresarse, en esos momentos son las emociones mal canalizadas las que aumentan el conflicto agravando la situación. Cuando esté realmente molesto o enojado, no se desahogue con sus hijos quienes son las personas que mas quiere, utilice un “time-out” o tiempo de descanso para calmarse, es válido decir “estoy enojado y necesito tiempo para calmarme, luego hablamos”. Lo más seguro es que si usted ha construido una comunicación abierta con sus hijos, estos también utilizarán con usted el tiempo de descanso cuando se encuentren en estado de ira, lo cual fortalecerá la armonía del hogar.

Existen muchas formas de calmarse y centrar su organismo y su pensamiento, entre ellas: hable con un amigo o persona ajena al problema, camine o haga algún tipo de ejercicio físico, tome una ducha de agua templada o fría. Trate de preparar su intervención para aclarar el conflicto en un lugar neutro, recuerde tener mucho cuidado al escoger este lugar y el momento apropiado para retomar el tema. Prepare mentalmente su diálogo con las posibles respuestas tratando de no utilizar las palabras “Tú…” y “Por que…” hacer mandatos, emitir amenazas o comparaciones, por lo general esto despierta en el adolescente el sentimiento de rebeldía por su interpretación de “me están atacando”, para lo cual automáticamente se defenderá.

Identifique la verdadera raíz del conflicto, una idea fabulosa para exteriorizar el problema es diagramarlo en papel, con frases cortas, haciendo un esquema de preguntas como el que a continuación se describe. Así evitarán decirse más de la cuenta y se enfocarán en el conflicto real no en las actitudes, y para el adolescente este espacio nuevo de comunicación será una herramienta interpretada como juego que a la vez le enseñará respeto y autoridad.

¿Cual es la verdadera raiz del problema?

¿Quienes son los afectados y las consecuencias que puede traerles?

¿Cuales son las soluciones individuales y grupales para resolver el conflicto?

Por último, recuerde que debe entrenar su capacidad de escuchar, su hijo aprenderá esto por modelaje, tómese el tiempo necesario para comprender lo que le están diciendo, es válido tomar nota en la conversación si su memoria temporal es corta o si no comprende alguna de las terminologías usadas comúnmente por los adolescentes según la época en que se encuentran, no piense las respuestas antes que su hijo termine su exposición. Asegúrese de haber entendido todo lo que se le dijo, para lo cual repita con sus propias palabras lo que usted piensa que dijo, cuide su lenguaje corporal y observe el de ellos, trate de mantener equilibrado su tono de voz, cuando una persona grita bajar el tono de voz en la conversación genera un efecto psicológico que da como resultado la moderación del tono de voz o termino del conflicto. Pregunte cuando no entienda algo. Identifique el problema y enfóquese en él, no en la persona, escuche sin prejuicios, respete los sentimientos de los demás, asuma su responsabilidad, sane los sentimientos heridos, mantenga abierta la puerta de la comunicación en un espacio neutro. Pregúntese: ¿Qué me molesta?, ¿Qué le molesta a mis hijos?, ¿Qué es lo que yo quiero?, ¿Qué quieren mis hijos?.

El perdonar y la compasión son las mayores virtudes que un padre puede tener para con su familia, confié en usted, nútrase de cosas positivas, recuerde que la violencia solo puede erradicarse si tiramos los guantes y aprendemos a no combatir con violencia. Su hijo se lo agradecerá y se lo recompensará en el futuro al crecer como mujer u hombre sano y equilibrado.

Libro ELECTRONICO Liderazgo en la Relacion de Pareja.

Free Shipping!
"AHORRE GASTOS DE ENVIO ADQUIRIENDO EL LIBRO EN FORMATO ELECTRONICO"


Este manual fué desarrollado por Yuri Caballero y es parte de una zaga de libros electrónicos sobre la familia, al mismo lo respalda muchos años de estudio y de experiencias vividas a través del seminario "Liderazgo Familiar".

El autor aborda temas sobre la relación de pareja, teniendo en cuenta que la pareja no esta vinculada sanguineamente a su grupo familiar, pero juega un papel importante en el desarrollo de una familia funcional.

La base de toda sociedad es la familia y la base de la familia es la relación de pareja. El objetivo que se persigue es que usted logre si tiene una pareja establecida; una armonía en la dinámica de su relación, si no tiene usted pareja; el estudio de este manual le servirá para el momento que tenga una.

Nuestro bienestar como el de nuestros hijos se encuentra en la relación equilibrada y armoniosa que podamos tener con nuestra pareja, por tal motivo, espero que estos conocimientos le sirvan de base y le guíen hacia la felicidad.


Derechos de venta reservados por Human Enrichment Center

Libro ELECTRONICO Liderazgo en la Familia.


Free Shipping! "AHORRE GASTOS DE ENVIO ADQUIRIENDO EL LIBRO EN FORMATO ELECTRONICO"



Este manual fué desarrollado por Yuri Caballero y es parte de una zaga de libros electrónicos sobre la familia, al mismo lo respalda muchos años de estudio y de experiencias vividas a través del seminario "Liderazgo Familiar" del cual también es creador.

Por generaciones la disfunción familiar ha sido una enfermedad desconocida que afecta el desarrollo saludable de muchas personas. Este desconocimiento ha sido el principal reforzante a los trastornos que observamos hoy día a nivel familiar y social, como son: la violencia, las adicciones, la homosexualidad, el abandono de los hijos, el divorcio, por nombrar algunos.

Los temas descritos en este manual están enfocados en hacerle comprender la raíz de dicha disfunción familiar, ósea, tienen que ver con usted y los integrantes de su familia no con su pareja, ya que la pareja no es parte de su núcleo familiar. Para ello todo su contenido está estructurado y fundamentado en el análisis y estudio de experiencias de la vida real y es descrito de una forma sencilla y con un lenguaje de fácil comprensión. De igual forma cabe señalar que usted y los integrantes de su familia que interactúen con este manual deben antes de iniciar su lectura comprender lo siguiente: El conocimiento que aquí se expresa hasta este momento era total o parcialmente desconocido por usted o por ellos, por lo cual, no debe utilizar su contenido para señalar, juzgar o degradarse a usted mismo a algún integrante de su familia por sus acciones del presente o del pasado.

Así mismo es importante que aquellos que interactúen con este manual se comprometan a utilizar su contenido exclusivamente como una herramienta de aprendizaje y una oportunidad de mejora en su comportamiento en el futuro. Su compromiso debe ser al 100%, de modo que pueda obtener el máximo provecho. Muchos estudios demuestran que al leer, un poco mas del 50% de lo leído se olvidará en dos o tres días, por lo cual el lector deberá utilizar técnicas como el sub-rayado, el escribir en un block de apuntes los temas relevantes, ideas, sentimientos que surjan hacia el mismo o hacia otra persona de su núcleo familiar, o por supuesto leer este material varias veces, también puede ser de gran utilidad ir poniendo en practica la información tan rápido como la vaya aprendiendo.

El autor está convencido que este manual suscitará muchos cambios positivos en usted y su familia y con el tiempo este beneficio adquirido a través de un nuevo conocimiento, erradicará por completo de la sociedad esta terrible enfermedad conocida como la disfunción familiar.

Le hago un llamado a multiplicar este conocimiento y ayudar a otros a alcanzar una vida familiar armoniosa, y de esta manera convertirse al igual que lo será usted en el…


”El Líder Espiritual de tu Familia”



Derechos de venta reservados por Human Enrichment Center.

Como Combatir la Alteración de Conducta en los hijos



Autor: Benita Mendez.

Publicado por: Editorial Trafford.

ISBN: 1-4251-0034-1

Nro. de Páginas: 168

Septiembre 2005, Miami, Florida, U.S.A.


¿Ha intentado usted de todo por mejorar la relación con su hijo? ¿Ha probado todos los métodos de corrección con sus hijos y sin embargo la situación en su hogar ha empeorado? ¿Se ha convertido su vida en una constante preocupación y sufrimiento a causa de la mala conducta de su hijo?
Benita Méndez magistralmente en esta obra ha enmarcado una serie de temas dirigidos a todas aquellas personas que tienen hijos ó están en planes de tenerlos.

Cada tema le brinda al lector ideas que podrá aplicar de forma inmediata - El libro "Como Combatir la Alteración de Conducta en los hijos", está repleto de información valiosa reforzada con casos de la vida real que ejemplifican la manera en que los hijos se están comportando influenciados por diversos medios y situaciones que agravan su conducta. Los temas que integran está obra son:

PRIMERA PARTE: ANTES DEL NACIMIENTO
Recuento de algunos casos en los que no se recibió la preparación correcta para ser padres. - Conclusiones acerca de los casos anteriores. - La preparación correcta. - Pasos que debe dar el adulto joven antes de iniciar una relación de pareja y tener hijos. - El proceso de embarazo y su influencia en la conducta de los hijos. - El caso de Carmen. - Tres períodos importantes del embarazo y como influyen en las conductas futuras del hijo. - Preparación del medio ambiente para la formación del niño.

SEGUNDA PARTE: LA VIDA COMIENZA
Manifestación y comprensión de las etapas del desarrollo del niño. - Algunos conceptos importantes. - Los llamados niños índigos y superdotados. - Influencia del medio geográfico y ambiental en la conducta del hijo. - La rebeldía y algunos trastornos relacionados con ella. - Otros trastornos que pueden padecer sus hijos. - La violencia, sus manifestaciones y como combatirla. - Impartiendo disciplina a sus hijos. - Causas del conflicto entre padres e hijos.

TERCERA PARTE: ANTESALA DE LA ADULTEZ
Desarrollo de la conciencia. - Influencia del mundo actual. (La Televisión, El Internet, Las Noticias, La Música y los Video Juegos, Los Tatuajes, Piercings y Perforaciones, El VIH-SIDA, Las Gangas o Pandillas). - Los cambios hormonales y emocionales. - El desarrollo en las niñas. - El desarrollo en los varones. - El verdadero rol del padre.

Como has podido ver con este libro obtendrás una visión privilegiada de lo que debe ser un padre funcional, con él te armarás de herramientas y soluciones prácticas, que te serán muy útiles el resto de tu vida. Prueba todas las técnicas y sugerencias recomendadas en este libro, involucra a tú pareja y a todos los miembros de la familia en su estudio.¿Por qué? Simplemente porque esto te ayudará a reaccionar diferente y a sentirte mejor cuando comprendas como cambiar y moldear esa conducta que tanto te preocupa de tu hijo y la cuál te está haciendo sufrir.
El tiempo que demores en comprar está obra marcará la diferencia entre el malestar o el bienestar de tu familia.

***************************

Si usted está interesado en adquirir este libro puede enviar su solicitud a humanenrichmentcenter@gmail.com y un representante se estará comunicando con usted.

Mi lista de blogs

Seguidores