viernes, octubre 10, 2008

Mujeres embarazadas victimas de la Violencia.


Muchas mujeres mantienen la creencia herrada que un abusador cambiara su conducta si ellas están embarazadas, lo cuál no solamente "NO OCURRE", sino que es probable que este proceso tenga el efecto contrario y que la pareja se vuelva mas abusiva.

Una de cada seis mujeres maltratadas asegura que su pareja las maltrató por primera vez durante el embarazo y, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), entre un 4 y un 8 por ciento de las mujeres embarazadas sufren maltratos durante el embarazo. Incluso aun cuando la pareja esta de acuerdo con el embarazo y reacciono ante la noticia de forma positiva, no hay garantías de que no se vuelva violento en algún momento. Si un hombre le pega a su pareja una vez, es probable que lo haga de nuevo.

Especialistas del tema determinan que no hay un perfil “típico” de mujeres maltratadas. La violencia doméstica no discrimina: mujeres de todas las edades, razas, religiones, nacionalidades, historiales educativos, orientaciones sexuales y grupos socioeconómicos pueden ser víctimas del abuso. A menudo las mujeres no reportan maltratos porque puede que les resulte difícil definirse a ellas mismas como víctimas o porque se culpan por el problema. No es fácil admitir o darse cuenta que la persona a la que amas, o que una vez amaste, o que es el padre de tu hijo o hijos, es un abusador. Además, muchas mujeres tienen miedo a las represarías y al rechazo familiar y social.

La violencia doméstica puede abarcar comportamientos que causen daños psicológicos o intentos de mantener el poder y el control a través de la intimidación. Los insultos, humillaciones, críticas constantes, intentos de aislar a la mujer de sus amigos o familia, celos extremos, restricción de la libertad personal, control exagerado control de las finanzas familiares y amenazas de daño físico, son todos indicadores de una relación abusiva. Si una persona está controlada por su pareja y vive amedrentada, es víctima de violencia doméstica. El abuso emocional en sí mismo puede dejar cicatrices profundas y debilitantes. No es necesario que el abuso se dé cada día de cada semana para que pueda ser clasificado como violencia doméstica.

El maltrato es peligroso para la mujer y para el bebé, especialmente si la futura madre recibe golpes en el abdomen. Los estudios muestran que la violencia de la pareja sentimental durante el embarazo está asociada con un aumento en el riesgo de aborto, bebés con bajo peso y lesiones, o incluso la muerte del bebe y la madre. Es más, es poco probable que la situación mejore una vez que el bebe haya nacido. En ese momento, el infante se convertirá en otra víctima del ciclo de violencia. Las investigaciones muestran que el maltrato de los niños ocurre en un tercio a más de tres cuartos de las familias en las que una mujer está siendo maltratada. E incluso si el niño no está siendo maltratado directamente, los estudios muestran que los niños que presencian a un adulto maltratado por otro dentro de la casa, corren el riesgo de convertirse ellos mismos en violentos o de formar parte de una relación violenta cuando crezcan. También existe un riesgo de depresión y otra serie de problemas psicológicos y de comportamiento en los niños en todas las etapas de su desarrollo.

Si estás en una situación peligrosa y necesitas ayuda para salir de ella, en todos los países existe un número telefónico y programas de ayuda para aquellas personas victimas de la Violencia Domestica, generalmente esta información se puede encontrar en las guías telefónicas de su país. Estos centros de atención proporcionan una intervención confidencial antes, durante y después de una crisis, consejos y referencias de recursos locales (no tienes que darles tu nombre ni ninguna información que te identifique si no lo deseas).

Mi lista de blogs

Seguidores