martes, mayo 09, 2017

Las autolesiones… ¿Moda o enfermedad?

Para muchos este tema de cortarse se ha convertido en algo tan común, que a veces parece que esta conducta es parte de la vida normal y el desarrollo de un adolescente en nuestra época. La realidad, es que esta conducta de autolesión puede provenir de un trastorno de la personalidad el cual se está convirtiendo en moda y que se está manifestando grupalmente como una forma de escape a un sentimiento de impotencia, baja autoestima y sobre todo un llamado de atención a la sociedad a la que estos jóvenes pertenecen.

La autodestrucción, que se manifiesta en cortes, quemaduras, rasguños, arañazos, tirones del pelo, golpes (sobre todo en la cabeza), auto lesiones, cualquier forma de producción de dolor es una forma de expresar el sufrimiento, una forma no verbal de comunicación donde los sentimientos se transmiten visualmente a través del cuerpo. Generalmente, se usa para liberarse de sentimientos de rabia, ira, tristeza, soledad, rencor y dolor emocional. Se efectúa para liberar esas emociones que el auto agredido no puede expresar, también, a veces, ante el sentimiento de no estar vivo, los auto flageladores se cortan para cerciorarse de que siguen vivos. Cuando los jóvenes se cortan, las endorfinas son rápidamente segregadas al torrente sanguíneo, provocando una sensación de relajamiento, Las endorfinas son químicos producidos por el sistema nervioso y, como cualquier otra droga, crean una sensación que los ayuda a olvidar los pensamientos y sentimientos desagradables mientras dura el efecto de éxtasis que les produce la acción de cortarse.

Lamentablemente, este mal “hábito” puede convertirse en una adicción. Mientras más veces se corte un niño para librarse del dolor emocional, más urgencia sentirá en hacerlo de nuevo. Por ello es importante que reciba ayuda prontamente. Cortarse también puede ser una conducta por imitación inspirada en videos accesibles en YouTube que muestran a otras niñas haciéndolo. Estos videos tienen el efecto de normalizar dicho comportamiento y por lo tanto incentivarlo, de allí que es muy importante la supervisión de los padres.
¿Qué hace que un niño esté en riesgo de cortarse?
  • Baja autoestima
  • Manifieste ansiedad, depresión, trastornos alimenticios o bipolaridad.
  • Haber sido abusado sexual y físicamente
  • Tenga conductas de aislamiento o se sienta rechazado
  • Manifieste inseguridad en las relaciones interpersonales.
  • Sea perfeccionista
  • Este involucrado en conflictos frecuentes o posea cambios bruscos de animo
  • Impulsividad
  • Sea arriesgado
Señales de alerta del cortarse
Si sospecha que su hija/o pudiera estar cortándose pero no está segura, esté atenta a estas señales:
  • Habla acerca de autolesionarse
  • Cicatrices sospechosas
  • Heridas que no sanan o que empeoran
  • Cortadas en el mismo lugar
  • Se aísla
  • Colecciona herramientas afiladas como pedazos de vidrio, imperdibles, tijeras, etc.
  • Usa camisas de manga larga aunque hace calor
  • Evita actividades sociales
  • Usa muchas curitas adhesivas
  • Se niega a entrar al vestidor o a cambiarse de ropa en la escuela
Romper el ciclo de autolesiones no es sencillo. El proceso del tratamiento puede ser un momento emocionalmente difícil para todo el núcleo familiar y en especial para su hija/o. Ayudará si le hace saber que cuenta con su apoyo y usted se hace partícipe del proceso de recuperación, ofreciendo comprensión, cuidado y amor incondicional.

Mi lista de blogs

Seguidores